CRSIS DE EL PRAT Aragones molesto por el aplazamiento 

09 de septiembre de 2021

Aragonès ha acusado al Gobierno de hacer "chantaje" a Cataluña y eludir "el diálogo y el consenso". En una dura intervención, Aragonès ha denunciado que Aena elude "la complejidad" de una obra como la del aeropuerto y que no tiene en cuenta la afectación sobre un espacio natural. 

Compartir en:

Y ha aprovechado para pedir la transferencia de El Prat a la Generalitat. “No tenemos confianza en el Estado”, ha resumido Aragonès. Con todo, el presidente catalán ha asegurado que no piensan cancelar la reunión de la mesa de diálogo: “No renunciaré a defender el derecho a la autodeterminación por un chantaje sobre la ampliación del aeropuerto”.

Por su parte, el vicepresidente de la Generalitat, Jordi Puigneró, de Junts, ha defendido este jueves el pacto alcanzado en agosto entre el Govern, el Estado y Aena, lo que pone encima de la mesa las discrepancias existentes en el seno del Ejecutivo catalán. Por un lado, cuando ha señalado que el de agosto “era un buen acuerdo” que dejaba blindada, a su entender, “la laguna de La Ricarda”, lo que no quiere decir toda el área protegida. Y por otro, al afirmar que el Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) conocido el viernes pasado “no ha modificado el marco del acuerdo de agosto”.

Como ya hizo el miércoles por la noche, Puigneró ha repartido reproches a ERC (por los mensajes de Aragonès desmarcándose del proyecto y la posible participación de consejeros republicanos en una manifestación contraria al proyecto que anunció la portavoz Marta Vilalta) y al Gobierno, por una “decisión desleal” como la que supone paralizar una inversión que, más allá de los detalles del DORA, tenía que ser negociada y redactada en un plan director atendiendo a informes técnicos sobre el impacto ambiental. “España vuelve a no cumplir con Cataluña en materia de infraestructuras”, ha venido a denunciar el vicepresidente catalán, sin evitar desvelar “enfado” con los republicanos por su posición sobre el asunto en los últimos días.
En este contexto, se ha sabido que si no entra en la actual planificación de Aena, la ampliación del aeropuerto de El Prat quedará congelada cinco años, hasta 2026, según ha advertido la ministra de Transportes, Sánchez, como el presidente de la empresa participada Lucena, después de que ayer miércoles el Gobierno anunciara que congela alargar la tercera pista del aeródromo ante “la pérdida de confianza” con el Govern de la Generalitat, al que acusa de haber roto el acuerdo del 2 de agosto, en el que se acordó una inversión de 1.700 millones de euros supeditada a la negociación del proyecto. Sánchez ha hablado “de oportunidad perdida” pese a que este miércoles hablaba de “mano tendida” para intentar reencauzar la situación.

En una entrevista en RAC-1, Sánchez ha señalado que hasta 2026 “no se aprobará el próximo Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA)”, a través del que Aena fija sus inversiones quinquenales. Más contundente ha sido Lucena, quien ha afirmado en Catalunya Ràdio que la ruptura del acuerdo de agosto obliga a recomponer la estrategia de Aena: “España cuenta con dos grandes aeropuertos. Nuestra intención era desarrollarlos paralelamente: consolidar la posición hub en Madrid, y en Barcelona desarrollarlo. ¿Qué ocurrirá? La inversión de Madrid seguirá adelante, pero en Cataluña, en cinco años, si las circunstancias han cambiado, volveremos a hablar”.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda