Garamendi rechaza un acuerdo salarial vinculado al IPC: "Ni ahora ni nunca"

16 de octubre de 2022

El presidente de la patronal CEOE, ha rechazado negociar "ni ahora ni nunca" un acuerdo con clausulas que vinculen directamente salarios a la inflación y ha insistido en que esos mecanismos son una "trampa" que daña la competitividad empresarial y el empleo.

Compartir en:

En una entrevista Garamendi ha señalado que la falta de flexibilidad de los sindicatos, que reclaman la inclusión de estas clausulas en el marco de un nuevo acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), es lo que hace "imposible" llegar a un acuerdo. "Una cosa es poner una cantidad y otra cosa es aceptar 'sine die' que a partir de ahora los salarios van con el IPC", mantiene Garamendi, que sostiene que lo importante es que la negociación colectiva, convenio a convenio, sigue funcionando.
El líder de la patronal subraya la dificultad de alcanzar una recomendación salarial general en un contexto como el actual, aunque sí que ve recorrido para el acuerdo pero sin estos mecanismos.

"No estamos diciendo que no haya subida salarial (...) sí veo recorrido al acuerdo pero no para implementar la clausula (...) ni ahora ni nunca", incide Garamendi. Junto a esto, también ha apuntado que las medidas del Gobierno, como la subida del 8,6 % de las bases máximas, no facilitan la situación y ha reconocido que tras esta decisión, "unilateral" y sin diálogo, el acuerdo para la segunda parte de la reforma de las pensiones es complicado.

"Nosotros vamos a seguir sentándonos pero el acuerdo no va ser fácil porque no queda prácticamente nada de lo que hablar", ha reconocido. También se ha mostrado critico con unos presupuestos que ven "desajustados" y que no abordan el problema del déficit en un contexto de tipos elevados. "Las deudas hay que pagarlas", subraya.
Garamendi igualmente señala el espacio de mejora que hay en el funcionamiento y eficacia del Estado y rechaza que, cuando se critica un proyecto de Presupuestos, se hable de recortes en partidas como sanidad o educación. "Somos igual de sociales que los demás", ha querido dejar claro.
A poco más de un mes para que se enfrente a su renovación como presidente de la patronal -ante la de momento ausencia de más candidatos-, Garamendi dice haberse sentido respaldado entre sus filas en todas las decisiones tomadas durante su mandato.

"Todos los acuerdos excepto dos -el primero de los ERTE y la reforma laboral- han tenido un apoyo unánime en esta casa", ha dejado claro, al tiempo que ha descartado que esos votos díscolos respondieran a un rechazo a los consensos alcanzados.
Así, Garamendi denuncia los "relatos" que interpretan esos votos en momentos y por razones determinadas como un rechazo a su gestión. "¿La abstención significa eso? Yo creo que no y no hay más que ver los apoyos que estoy teniendo en estos momentos" de cara a los próximos comicios en la CEOE, que se celebrarán el 23 de noviembre.

Las patronales de autónomos (ATA), metal (Confemetal), concesionarios (Ganvam), jóvenes empresarios (Ceaje), pymes (Cepyme), construcción (CNC), seguros (Unespa), comercio (CEC) o la madrileña (CEIM) han manifestado ya públicamente su apoyo a la candidatura de Antonio Garamendi. "La valentía es llegar a acuerdos", algo que "no siempre es fácil", porque los quince pactos alcanzados con el Gobierno se han dado "en momentos complicados", pero siempre demostrando "la responsabilidad social que tenemos".
Como grandes hitos dentro de la CEOE, Garamendi se siente orgulloso de la mayor transparencia conseguida y de la modernización llevada a cabo en estos cuatro años, dando cabida a todos: "los grandes, los medianos, los pequeños y también los autónomos".

Díaz quiere que la autorización al despido colectivo recaiga en Inspección de Trabajo

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha apostado por que la autorización administrativa sobre el despido colectivo que prevé el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores no recaiga en una autoridad política, sino en Inspección de Trabajo. "Lo vamos a hacer. Lo tenemos prácticamente listo", ha avanzado en un acto este sábado para presentar el proyecto Sumar en Sabadell (Barcelona), a preguntas del público sobre el despido colectivo.


Además, Díaz ha explicado que antes de diciembre el Gobierno prevé dar luz verde a la ley sobre economía social, la ley de cooperativas y la ley de empresas de inserción. Asimismo, ha apostado por impulsar en esta legislatura una ley de participación para actualizar los criterios que determinan qué patronales, sindicatos y patronales se sientan en la mesa de diálogo social. Según ha detallado, el Gobierno también dará luz verde próximamente a la reforma sobre los becarios para poner fin a la "precariedad" que sufren, y a la extensión de la prestación por desempleo a los trabajadores marroquíes que viajan a España para trabajar.

Por otro lado, ha sostenido que Cataluña es imprescindible para el proyecto de Sumar: "No se puede construir un proyecto de país sin los catalanes". "Somos plurinacionales. Lo dice una gallega", y ha añadido que en Sumar no piden ningún carné, sino solo generosidad e ideas con el objetivo de ensanchar la democracia y construir un proyecto de país para la próxima década, en sus palabras. Díaz también ha recordado que este sábado se cumplen 82 años del fusilamiento del expresidente de la Generalitat Lluís Companys y ha destacado que "por fin" España ha aprobado una ley de memoria democrática, que cree que ha tardado demasiados años.
La ministra ha reivindicado las medidas que ha impulsado en favor de los trabajadores, como la ley para garantizar los derechos de las trabajadoras del hogar, y ha asegurado no entender cómo "determinadas formaciones políticas" votaron en contra de la reforma laboral junto a Vox y el PP, en alusión velada a ERC.

Ha avanzado que el equipo de Sumar está trabajando en una ley para frenar la deslocalización de las empresas y lograr que devuelvan "hasta el último céntimo" de ayudas públicas si se marchan a otro país, y en materia de vivienda ha reclamado una ley que permita vivir con dignidad. "Y sí, decimos que los que tengan más de tres millones de euros tienen que pagar un impuesto de solidaridad", y ha asegurado que propuestas como las del líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, solo sirven para quebrar un país -como ha ocurrido en Reino Unido, ha dicho-- o para hacer oposición.

Díaz ha asegurado que ahora, por primera vez en democracia, hay "hay gente en el Consejo de Ministros que se siente orgulloso de defender a quien representa, a los trabajadores y las trabajadoras" y no a las grandes empresas."Ahora os toca a vosotros y a vosotras. Si sumamos mucho, los trabajadores y trabajadoras de nuestro país vamos a ganar. Y no queremos ganar a la derecha, queremos ganar el país. Es mucho más seguro", ha concluido.
Con la finalidad de abrir los actos de Sumar a las nuevas generaciones, Díaz ha detallado que próximamente organizarán encuentros con niños y adolescentes para "socializar" a estos colectivos en la democracia

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda