Muchos recelan del “acuerdo”

03 de noviembre de 2021

Tras el anuncio de fumata blanca, Sordo, comento que cuando se vea que la “críptica” nota emitida por el Gobierno tras la reunión del presidente Sánchez, Calviño y Díaz, se traduce en hechos, podrá decir algo. De momento, aplazan sus comentarios. una vez que termine la primera reunión donde participa la comisión multiministerial, con presencia del equipo de Calviño y otras ministerios, y no solo del del Díaz.

Compartir en:

Sin embargo, el verdadero interés del Gobierno comenzará a calibrarse mañana, miércoles, cuando se reúnen los negociadores de una reforma exigida por Bruselas, que pretende rebajar el paro estructural y la excesiva dependencia de muchos trabajadores de los contratos de naturaleza temporal. Serán entonces cuando el Gobierno pase “la prueba del algodón”, a decir del líder de Comisiones Obreras, Sordo, quien ha presentado al nuevo equipo con el cual quiere aproximarse a las nuevas realidades del trabajo — como la economía del plataformas o los autónomos — descartó que CEOE vaya a desmarcarse de un acuerdo; incluso en el caso de que el Ejecutivo vaya en serio en eso de derogar la reforma del PP.

Sordo afirmó que la patronal, tras varias intentonas de negociación, ya daba por descontada la pérdida de cuotas de poder como la prevalencia salarial del convenio de sector sobre el de empresa —aun estando en desacuerdo con este reajuste de fuerzas dentro del tablero de la negociación colectiva—. Y auguró que algunas materias, como los nuevos ERTE permanentes, llamados a reajustar las horas de trabajo en caso de crisis y apaciguar el dedo del gatillo del despido, podrían actuar como imán que lleve a CEOE a ratificar un posible acuerdo en torno a la normativa laboral; el enésimo en la historia democrática de España.
Para Sordo, el respaldo a la “derogación” de la reforma laboral tal y como se pactó entre PSOE y Unidas Podemos en el acuerdo de Gobierno, implica la aceptación del borrador de las conversaciones lideradas por Díaz durante siete meses. Y en concreto, todo lo relativo a negociación colectiva, prevalencia del convenio de sector sobre el de empresa, recuperación de la prórroga indefinida de los convenios, normativa sobre subcontratas y sobre modificación sustancial de condiciones de contrato.

“Lo que habíamos hablado hasta ahora se consolida como parte de la derogación de la reforma laboral del PP”, confió. Sin embargo, aun suponiendo esta tesis, tan contraria a lo manifestado por CEOE en las últimas semanas, la discusión estaría aún abierta en lo relativo a contratación y flexibilidad. “Yo no diría que CEOE se va a descolgar de la negociación”, completó el sindicalista, quien fía el éxito de la negociación, en cuanto a la presencia de los empresarios en la firma final del acuerdo, a mecanismos de flexibilidad interna, como los ERTE permanentes, que podrían actuar como “tractor” que decante la posición de los empresarios hacia el sí definitivo.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda