#UnLegadoReal

Los 224 viajes realizados por don Juan Carlos tuvieron un impacto económico de 62.023 M€

17 de mayo de 2022

La asociación Concordia Real Española, un movimiento de la sociedad civil para la defensa de las instituciones y el “status quo” actual, ha analizado el impacto que han tenido para la proyección internacional de España los 224 viajes realizados al exterior por don Juan Carlos desde 1978 hasta 2014.

Compartir en:

Los datos obtenidos, gracias a herramientas de inteligencia artificial semántica, se recogen en el portal unlegadoreal y concluyen que los 224 viajes realizados por el monarca aportaron al menos 62.023 millones de euros a la economía española y su equivalente en la creación de más de 2,4 millones de empleos. En total se han analizado 30 millones de documentos públicos, que han pasado hasta tres procesos de validación con consultas en medios de comunicación, fuentes públicas y a través de personalidades que acompañaron al monarca. Este portal se ha presentado hoy en un acto moderado por el periodista Expósito, que ha contado con la participación de Espinosa de los Monteros, abogado, empresario y antiguo secretario de Estado y Alto Comisionado para la Marca España, Serra, ex ministro de Defensa y fundador del Real Instituto El Cano, y Ruiz, coordinador del proyecto.

El análisis se ha realizado dividiendo el reinado en tres periodos: de 1978 a 1989, de 1990 a 1999 y de 2000 a 2014. La primera etapa contiene los viajes de diplomacia en los que el objetivo era mostrar y promocionar los valores que encarnaba la incipiente democracia y, sobre todo, su papel como un garante de la confianza que merecían los nuevos horizontes hacia los que se encaminaba España. Su actividad en la primera fase de su reinado sentó las bases de la apertura de España al mundo y la transformación económica del país en los siguientes años. Según Serra: “Desde su primera visita a Estados Unidos donde, en un discurso ante el Congreso norteamericano, mencionó expresamente sus intenciones democráticas plenas, siguiendo por sus viajes a algunas de las principales capitales iberoamericanas y a Francia, el Rey don Juan Carlos lideró la política internacional de España. Su propósito fue presentar a una España renovada, comprometerse con ella y abrir puertas que permitieran a los sucesivos gobiernos establecer y desarrollar los vínculos políticos, económicos y comerciales propios de un país occidental”. Para Eduardo Serra: “No hay precedentes en otras monarquías occidentales de una actuación similar en el ámbito de las relaciones políticas y económicas internacionales”.
“Los viajes oficiales del Rey don Juan Carlos fueron cediendo parte de su contenido político para ir ganando significación económica. Pasaron de la excepcionalidad a la normalidad. Por ejemplo, en el ámbito político fue el primer jefe de Estado que visitó México, lo que potenció las relaciones entre ambos países, además de ser el gran impulsor de las cumbres iberoamericanas que son un foro para las relaciones comerciales entre España y estos países”, señala Espinosa de los Monteros.

La segunda etapa, de 1990 a 1999, fue la de la apertura económica, el momento en que se reforzó la vertiente comercial con una enorme labor institucional, lo que permitió abrir y afianzar los lazos económicos de España, especialmente con Iberoamérica y con Asia. La última, que abarca desde 2000 a 2014 fue la etapa de la consolidación de la proyección internacional de España. Así, son en estas dos últimas etapas en las que se registran los viajes con mayor impacto económico. Por peso cuantitativo destaca el viaje oficial realizado en 2014 junto con varios ministros y representantes del ICEX a Arabia Saudita. El resultado de este viaje fue la formalización de 7 contratos por un importe de 9.421 millones de euros, que representaron la creación de 17.000 empleos equivalentes.
“En estas etapas la agenda del monarca añadió a su labor política una mayor significación económica. Tras la consolidación de nuestro país como democracia occidental y el fortalecimiento de nuestro tejido empresarial, los viajes del Rey don Juan Carlos sumaron a su vertiente política una actividad comercial respaldada por el Gobierno y empresas”, añade Carlos Espinosa de los Monteros.

En 1995, don Juan Carlos junto con la Reina doña Sofía viajaron a China, siendo el primer jefe de Estado en ser recibido en Pekín tras el levantamiento de las sanciones económicas impuestas por la Unión Europea. En este viaje el Rey presidió la sesión plenaria del Comité de Cooperación Empresarial Hispano Chino, que reunió a 124 empresarios españoles. El impacto económico de los acuerdos empresariales alcanzados tras este viaje, se estiman en más de 950 millones de euros.

Inteligencia Artificial semántica

El portal unLegadoReal recoge el total de los 224 viajes con las noticias destacadas que surgieron de ellos, las delegaciones que los formaron y los contratos que se suscribieron posteriormente. Así, la herramienta, que ha analizado más de 30 millones de documentos públicos, ha cifrado en 62.023 millones de euros y más de 2,4 millones de empleos equivalentes el resultado de estos viajes. Según Ruiz: “Gracias a la inteligencia artificial semántica se ha podido recopilar la información de todos los viajes de don Juan Carlos en los casi 40 años de su reinado. Con esta herramienta hemos podido recoger, procesar e interpretar —a través de informaciones y datos verificados sobre su repercusión en la generación de riqueza y empleo— la trascendencia política y económica de estos viajes”.
Además de los 76 contratos validados por la herramienta, hay otros 32 detectados que, entre dudosos y rechazados por el portal, por falta de triple verificación, sumarían 62.699 millones de euro más, lo cual supondría un aporte a la economía nacional de unos 125.692 millones de euros. “En todo caso, la contribución realizada por don Juan Carlos a lo largo de esos 40 años no puede circunscribirse, solamente, a estas cifras, que constituyen la punta del iceberg de una obra mucho mayor en cuya investigación, explicación y difusión ya estamos trabajando”.

La asociación Concordia Real Española es una iniciativa de la sociedad civil, que supone “el punto de encuentro y representación del legado y la aportación que ha hecho, hace y hará la corona española a la concordia democrática y a la convivencia, bajo el espíritu de la constitución de 1978”, explica Cristina Herrero, responsable de Comunicación de Concordia Real Española. Los objetivos de la asociación son promover, difundir, defender y fomentar el cumplimiento de la Constitución Española y defender la Corona.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda