REACIONES: las esperadas

26 de diciembre de 2021

El tradicional mensaje del Rey, Felipe VI, a través de la televisión ha puesto de manifiesto las diferencias que existen entre los bloques ideológicos del espectro político.

Compartir en:

Así mientras los principales partidos de la oposición (Partido Popular y Ciudadanos), han alabado el contenido del discurso del Jefe del Estado, con referencias a la Constitución Española como "viga maestra" que ha contribuido al progreso de este país y ha apelado a la unidad y el diálogo frente a la división y el enfrentamiento, nacionalistas e independentistas se ha desmarcado de este mensaje. La división también se nota en el seno del Gobierno de coalición, con valoraciones contrapuestas entre PSOE y Unidas Podemos.

Casado, destacó el recuerdo que hizo el Rey a los españoles que sufren la pandemia y la crisis económica, y puso el acento en su defensa de la Carta Magna "como viga maestra que merece reconocimiento, respeto y lealtad". Según añadió, la fortaleza de las instituciones "es clave para los retos de futuro de España". Este sábado se ha pronunció la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Gamarra, quien ha destacado la "férrea y oportuna" defensa de la Constitución que realizó el Rey, al tiempo que ha calificado de "acierto" su mensaje de unidad y de futuro. Además, ha asegurado que Felipe VI está cumpliendo de forma "intachable" la hoja de ruta de la monarquía, una institución "abierta" y "comprometida con la sociedad".
También los 'barones' autonómicos del PP han coincidido en poner en valor ese discurso del Rey, destacando su compromiso con la Constitución y la integridad moral. Así, el gallego Alberto Núñez Feijóo, lo ha calificado de "ejemplar", el andaluz Juanma Moreno ha destacado que "abrace el consenso" y el castellanoleonés Alfonso Fernández-Mañueco ha compartido su idea de no caer "en el conformismo". Por su parte, la madrileña Isabel Díaz Ayuso y el murciano Fernando López Miras han ensalzado su defensa de la Carta Magna.

En esta línea, la líder de Ciudadanos, Arrimadas, dijo a través de su cuenta de Twitter que compartía "plenamente" el discurso "esperanzador" del Rey. "España atraviesa un momento de grandes dificultades y tiene enormes retos por delante, pero hay que huir del pesimismo y el conformismo", aseveró. En esta línea, el portavoz parlamentario de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, ha celebrado este sábado el "optimismo" del Rey en su mensaje navideño, que ha dicho que será "guía" para su partido, al tiempo que ha destacado su referencia a la unión y la concordia frente al "enfrentamiento" y la "crispación". Además, ha criticado las reacciones de los independentistas a ese mensaje y ha avisado al jefe del Ejecutivo que "atacar" al jefe del Estado es una forma de "atacar a España".

Desde el PSOE, la encargada de valorar el discurso del monarca ha sido la presidenta del partido, Narbona, quien ha señalado que ha "acertado" tanto en "el diagnóstico de los problemas" como en la "forma de reaccionar" ante los mismos. En un mensaje difundido por el Partido Socialista, la también senadora, ha hecho hincapié en el llamamiento del monarca a todas las instituciones para que sean ejemplares en el ejercicio de sus funciones para "aumentar la confianza de los ciudadanos" en las mismas y ha recogido la necesidad del "respeto", el "diálogo" y la "colaboración" entre todas las instancias públicas "para alcanzar los grandes acuerdos que se precisan en un momento de enormes transformaciones".

Sin embargo, Podemos ha lamentado la falta de autocrítica del monarca. En concreto, la coportavoz estatal del partido morado, Isa Serra, ha censurado que Felipe VI no mencionase en su mensaje navideño al rey emérito y sus "graves escándalos de corrupción" pese a haber apuntado a la necesidad de la "integridad moral y pública" de las instituciones. A su juicio, en una situación como la que se vive en España "no puede ser que el Rey siga eludiendo referirse a lo sucedido".
En este sentido, los independentistas y nacionalistas también han sido críticos con el discurso. El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha tachado de "vacío" el mensaje de Nochebuena del Felipe VI. "Esperábamos poco y ha aportado muy poco", ha subrayado, en una comparecencia en el cementerio barcelonés de Montjuïc durante la ofrenda anual ante la tumba del expresidente de la Generalitat Francesc Macià, que murió el día de Navidad de 1933. Desde Bilbao, el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha advertido al monarca que "credibilidad" no es "cambiar de foto y escenario del discurso" y que "el hablar de integridad pública y moral no es garantía de que exista esa integridad pública y moral", mientras que la portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, ha subrayado -en declaraciones a los medios en Usurbil (Guipúzcoa)- la "operación de imagen" que se está potenciado para "deslindar lo que fue el Rey emérito y lo que puede ser Felipe VI" con el objetivo de que la Monarquía "siga existiendo, como si no hubiese pasado nada".

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda