LA CRISIS CARNICA NO HAY QUIEN LA PARE

Casado exige a Sánchez la destitución de Garzón

08 de enero de 2022

El líder nacional de los populares recuerda que el sector de la ganadería en España supone 15.000 millones de euros en producción, exportaciones por valor de 9.000 millones y emplea a dos millones de personas.

Compartir en:

Lejos de calmarse las aguas, la últimas declaraciones del ministro de Consumo, Garzón, sobre la ganadería intensiva no paran de aumentar la tensión en el seno político. El principal líder de la oposición y presidente del PP, Pablo Casado, ha exigido este sábado "que se asuman responsabilidades ante el ataque a agricultores y a ganaderos" y ha dicho a Sánchez que "lo que quita el sueño a los ganaderos españoles" son sus ministros, como el de Consumo, para quien ha pedido el cese.

En una intervención telemática en la convención intermunicipal en Castilla y León y ya en precampaña electoral, Casado ha pedido "una rectificación y una disculpa" y ha recordado a Sánchez, que en su momento dijo que "no quería depender de los radicales porque le quitaría el sueño", que asuma que ese pacto con "partidos radicales" es lo que le impide destituir a Garzón. El líder del PP, que no ha acudido presencialmente a la clausura de la convención intermunicipal por estar en cuarentena tras dar positivo en Covid-19, ha roto una lanza por el sector ganadero y ha recordado "a los urbanitas que piensan que las salchichas se imprimen en 3D" que la ganadería en España supone 15.000 millones de euros en producción, 9.000 millones de euros en exportaciones y da trabajo a dos millones de personas.

"Exportaciones que se ponen en juego" cuando en la prensa internacional se afirma que se vende "carne de mala calidad", ha aseverado el presidente del PP. Y sobre esto, ha zanjado que "la carne española es la mejor del mundo, tanto la carne que se lleva directamente a la carnicería como los productos famosos en el mundo entero". En su intervención, el líder del PP también se ha referido a la reforma laboral y ha asegurado a Sánchez, que ayer pedía formalmente el aval de todos los partidos a esta norma, que no contarán con el voto de los populares. Casado se ha preguntado si acaso el partido que encabeza tiene que apoyar al Gobierno porque derogue "solo un 10% de su reforma" o porque haya habido un pacto con sindicatos o patronal.

El presidente del PP ha dejado claro que el Gobierno no les llamado y no ha buscado su apoyo y, por tanto, no contará con el aval de los populares a una reforma que sale "en el peor momento, cuando hace falta más flexibilidad". Casado, que ha augurado un "excelente resultado" de Fernández Mañueco en las elecciones del 13 de febrero que le permitirá construir una "mejor" Castilla y León, ha sido muy crítico con Sánchez y ha resumido el balance de sus dos años de Gobierno con tres rasgos: las mentiras, la incompetencia y la arrogancia.

Ha explicado que mintió cuando pactó con Bildu, indultó a los presos independentistas y llegó a un acuerdo de Gobierno con Podemos. Además, lo tildó de "incompetente" porque España es el país del mundo desarrollado más afectado por la pandemia y que más tardará en recuperarse. Y frente a esta política de "arrogancia", Casado ha ofrecido, de cara a las elecciones de Castilla y León el 13 de febrero, un partido capaz de hacer una oposición "firme y responsable y llena de alternativas". En definitiva, Casado ha dejado claro que el PP tiene "un plan para España y dentro de ese plan uno para Castilla y León" que pasa por continuar sus políticas con Fernández Mañueco al frente.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda