CATALIUÑA EN EBULLICION

La independencia pierde terreno y las luchas van en aumento

28 de julio de 2022

Mientras en el reto de la CC AA parece reinar cierta calma política en Cataluña el ambiente este que echa chipas. La presidenta del Parlament ha montado un buen escándalo, la obsesión contra el castellano puede terminar siendo el gran error de Aragonés y la encuestas empiezan a recoger un importante cambio de tendencia contra el independentismo

Compartir en:

En este contexto, la encueta del CEO muestra una regresión en el apoyo a la independencia, que baja al 41%. En el último sondeo se situaba en el 44%. Y en el momento álgido del procés, entre final de 2017 y principios de 2019, osciló entre el 48 y el 49% de los apoyos ante una pregunta binaria. Cuando se ofrece varias opciones en la relación de Cataluña con el conjunto de España, la independencia baja al 34%, frente a un 30% que optan por mantener el estatus de comunidad autónoma. El 20% opta por un modelo federal y el 8% aboga por una región de España. Unos porcentajes relativamente estables desde verano de 2019, con un repunte de las opciones regionalista y autonomista.

Respecto al diálogo entre Gobierno y Generalitat para solucionar el conflicto político, tanto entre los independentistas como en los constitucionalistas se impone la «vía pactada», bien la independencia, bien para cerrar la crisis. Incluso entre los votantes de JxCat y la CUP son mayoría los que apuestan por la vía pactada frente a la unilateral. Solo entre los votantes de Vox se impone la opción partidaria de la unidad de España «sin ninguna negociación» sobre esta cuestión, con un 48%.

Por otra parte, i hoy hubiese elecciones, el PSC ganaría las elecciones catalanas de celebrarse ahora los comicios con entre 36 y 42 escaños -ahora tiene 33- con ERC de nuevo como segunda fuerza situándose en una horquilla entre los 31 y 37 escaños, según el Barómetro de intención de voto del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat. El sondeo del CEO muestra además una nueva caída del apoyo a la independencia: El sí baja al 41%, frente al 52% que votaría en contra de la secesión
El mayor crecimiento lo registra, sin embargo, el PP, que pasaría de los 4 diputados actuales a 9-14 escaños, empujado por el «efecto Feijóo» y la victoria popular en las andaluzas. Los populares catalanes se convertirían así en cuarta fuerza, por detrás de JxCat (27), superando a la CUP.
Los antisistema pueden mejorar también con entre 8 y 12 escaños, ahora tienen 9. Por contra, bajan Vox, con una horquilla de de 4-8 frente a los 10 actuales, los Comunes, que pasan de los ocho a 4-7 y Cs que podrían bajar hasta los 3.

El TSJC en defensa del castellano

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha resuelto plantear una cuestión de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional contra el decreto ley del Gobierno catalán del pasado 30 de mayo con el que se buscó la fórmula para no aplicar la sentencia de los jueces catalanes, confirmada por el Tribunal Supremo, que obliga a que el castellano se imparta al menos un 25% en las aulas catalanas.

Dicho decreto, aprobado un día antes de que acabara el plazo de 15 días que el TSJC dio al Govern para aplicar la sentencia, fijaba la «inaplicación» de porcentajes concretos de lenguas en la enseñanza y reafirmaba el catalán como «lengua vehicular» en la educación pública y el castellano como «lengua curricular».
La Sala de lo Contencioso Administrativo ya advirtió de la inconstitucionalidad de dicho decreto y la ley resultante de éste y pidió a la Fiscalía y las partes interesadas que se manifestaran al respecto, tras lo que anunció que decidiría si presentaba un recurso de inconstitucionalidad ante el Alto Tribunal. Una vez ha recibido todos los informes, la Sección Quinta ha resuelto recurrir ante el Constitucional.

Normas avaladas por el Gobierno de Sánchez

Lo hace justo un día después de que el Gobierno socialista acordara este jueves, con los representantes del Govern, mirar hacia otro lado sobre la posible inconstitucionalidad de las normas aprobadas por el Ejecutivo de Pere Aragonés y comprometiéndose a dejar vía libre a su política lingüística que implica que todas las asignaturas de los centros públicos se impartan en catalán salvo la de lengua castellana, como han denunciado asociaciones de padres, llegando a obtener una sentencia favorable del Supremo a su reivindicación para que el castellano tenga un porcentaje mayor en la educación pública catalana. Es el primer paso de la «desjudicialización» a la que el Ejecutivo de Sánchez se ha comprometido con la Generalitat.
Finalmente, Borras recurre al insulto

«Hoy me impiden ejercer mis responsabilidades unos diputados que vienen vestidos de jueces hipócritas porque me aplican un artículo que sabían que no podían aplicar para apartarme políticamente». Una Borràs visiblemente enfadada tras su suspensión como presidenta del Parlament ha descalificado a todo lo que le ha parecido, También contra los grupos de ERC y la CUP, que han avalado la decisión junto a los socialistas. «Ahora aplican el derecho del enemigo» les ha recriminado Borràs a los otros dos grupos independentistas. «Hasta ahora a los presidentes los quitaba el 155, ahora ya no» ha añadido comparándose con Carles Puigdemont y la disolución del Parlament tras la declaración de independencia.

Desde el despacho de audiencias de la Presidencia Borràs ha asegurado que no dimite, la suspenden. «El artículo no obliga a nadie a dimitir, eso es voluntario y yo no dimito. Hoy se me ha suspendido contra mi voluntad». «Dimitir permitiría reforzar la apariencia de normalidad en la que tanta gente quiere creer, normalidad que no es cierta» ha argumentado. «Manteniéndome en mi lugar fuerzo una situación de interinidad, la interinidad a que nos conduce la respuesta del Estado ante 1-O». «No renuncio, no me doblego, no me han vencido, sigo afirmando que no hay objetivo más bello y noble que la libertad plena de mi país» ha defendido en un largo discurso de reivindicación.

Ataque a ERC

Borràs ha señalado repetidamente a ERC y la CUP por haberse sumado al PSC para imponer su suspensión, y se ha ensañado especialmente con sus hasta ahora compañeros de Mesa. «Hoy cinco diputados se han visto revestidos de autoridad suficiente para suspender mi derecho de representación a mis electores y lo han hecho sin necesidad de requerimiento judicial ni sentencia firme». «No he pedido ser absuelta, solo no ser condenada» ha asegurado para acusar a los miembros de «sentenciarla de forma precipitada sin valorar los dudas jurídicas del artículo usado para impulsar mi suspensión». La también líder de Junts ha asegurado que hoy sufre «el daño personal y político que puede propiciar medidas cautelares q generan efectos muy difíciles de revertir».

«Los que hoy han violentado mi derecho a la presunción de inocencia me habían exigido mi dimisión con la excusa de preservar la institución. Excusa que no disimula deseo de hacer desaparecer a una adversaria política».

Suspendida como diputada

La Mesa del Parlament ha acordado este jueves, con los votos de ERC, PSC y la CUP, aplicar el artículo 25 del reglamento, que en su punto 4 establece que «en los casos en que la acusación sea por delitos vinculados a la corrupción, la Mesa del Parlamento, una vez sea firme el auto de apertura del juicio oral y tenga conocimiento del mismo, debe acordar la suspensión de los derechos y deberes parlamentarios de forma inmediata».

La republicana Alba Vergès, vicepresidenta primera de la cámara, asumirá a partir de ahora las funciones de la presidencia. Por lo menos hasta que JxCat y ERC lleguen a un acuerdo para que los de Junts vuelvan a ostentar la presidencia del Parlament, como pactaron en el acuerdo de investidura.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda