PSOE, Más Madrid y UP llevan el contrato del hermano de Ayuso a la Fiscalía

18 de febrero de 2022

Los grupos parlamentarios de la izquierda en la Asamblea de Madrid -Más Madrid, PSOE y Unidas Podemos- han presentado de forma individual denuncias ante la Fiscalía Anticorrupción referentes al contrato de emergencia por la compra de mascarillas

Compartir en:

La primera ha sido la líder de la oposición, Mónica García, quien ha presentado una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción para que se abran diligencias por presuntos delitos cohecho, malversación y prevaricación, entre otros. Una denuncia que se sumará a las del PSOE y Podemos en la ofensiva judicial para tratar de esclarecer los hechos que han servido para que el Partido Popular se abra en canal en una guerra fratricida.

En la denuncia presentada en Anticorrupción Más Madrid explica cómo el 7 de noviembre del pasado año Mónica García recibió un sms en el que un anónimo les hacía llegar “un caso grave de corrupción” sobre el hermano de la ex presidenta madrileña. En esos mensajes –de los que se incluyen pantallazos– se denunciaba cómo “en el peor momento de la pandemia” la Comunidad de Madrid adjudicó un contrato de 1,5 millones a la empresa de Daniel Alcázar, “amigo de [sic] los Ayuso”.
En aquel momento, según se recoge en el escrito, aquellas informaciones fueron estudiadas pero el responsable jurídico de la formación no observó elementos suficientes de veracidad como para ponerlas en conocimiento del Ministerio Fiscal. “Pese a la existencia de dicho contrato, no había indicios suficientes para involucrar a las personas citadas en una denuncia penal por una serie de mensajes anónimos”, añade el partido.

No obstante, la oposición trató de lanzar en aquel momento una ofensiva parlamentaria a cuenta de este asunto pero la Mesa de la Asamblea de Madrid, controlada por la derecha, bloqueo su intención. El órgano no admitió la propuesta de comparecencia del hermano de la líder regional ni del dueño de la empresa que se hizo con el contrato puesto en duda.

Un caso que parecía dormido hasta que estalló la guerra en el Partido Popular este miércoles. Ayer jueves, tal y como queda también reflejado en la denuncia, la presidente reconoció “la existencia de relaciones” entre Priviet Sportive SL y el hermano de Ayuso. Y es ahora cuando el “conjunto de elementos” recibidos desde el pasado mes de noviembre le llevan a Mas Madrid a pensar que “existe” veracidad sobre los indicios denunciados en aquellos mensajes anónimos.

Y para Más Madrid, los hechos denunciados podrían ser constitutivos de distintos delitos; entre ellos cohecho propio e impropio ¬–tráfico de influencias, malversación [tanto apropiación indebida del patrimonio público como administración desleal] y prevaricación. Así, Más Madrid pide a la Fiscalía abrir las diligencias oportunas.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda