CEOE: PIES EN LA PARED DE LA REFORMA

Garamendi: un acuerdo de mínimos es mejor que un desacuerdo e maximos

02 de diciembre de 2021

Las negociaciones para la reforma laboral han dado un giro de guion. La patronal acudió ayer a la reunión con Gobierno y sindicatos con una propuesta de máximos en la que rechazaba de plano las medidas para atajar la temporalidad, e iba más allá planteando cuestiones relativas a la flexibilidad interna y los despidos, que los sindicatos han recibido casi como una provocación.

Compartir en:

La respuesta a esta inesperada estrategia patronal la ha dado hoy el presidente de CEOE, Garamendi, en una entrevista Financial Times, donde ha pedido tiempo y una rebaja de pretensiones para lograr llegar al acuerdo que pide Bruselas, advirtiendo al Gobierno de que "un acuerdo de mínimos bien podría ser mucho más eficaz, con (este tiempo del que se dispone), que un desacuerdo de máximos".
Es más, considera que las prisas no son buenas y que el compromiso de entregar la reforma a Bruselas antes del 31 de diciembre "ha sido elección del Gobierno", sugiriendo así que sería perfectamente posible alargar las negociaciones más allá de esa fecha. Aunque no cita que la contrapartida sería un retraso en el siguiente desembolso de 12.000 millones de euros de los fondos europeos el próximo año.

Este retraso es del que no quiere ni oír hablar el Ejecutivo, por lo que la propia ministra de Trabajo, ha vuelto a insistir esta misma semana en que el Gobierno "cumplirá su compromiso" con Bruselas, insinuando que se presentará la reforma laboral con o sin el acuerdo de los empresarios. Según ha justificado Garamendi, en dicha entrevista con el principal medio económico del Reino Unido, "es muy difícil sentarse a negociar durante 20 días y cambiar toda la normativa que afecta a todos los trabajadores". E insistió en alertar de que "una reforma chapucera podría dañar la competitividad de las empresas".

En ese sentido, el líder patronal se mostró dispuesto a "mejorar" cuestiones como las referidas a la utilización de los contratos temporales, "pero cuidado con cambiar las cosas que funcionan" dijo en referencia a las medidas de la reforma de 2012 que adoptó el Gobierno del PP y dieron más libertad a los empresarios en la toma unilateral de decisiones de flexibilidad. De hecho, ha recordado en estas declaraciones que "la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Banco de España dicen que la reforma laboral fue la que aseguró la recuperación" de la economía española.
Pero parece que nada de esto convence a los sindicatos, a tenor de las manifestaciones hechas por el secretario general de CC OO, Sordo, tras conocer el documento de propuestas empresariales. A su juicio, las últimas exigencias de la CEOE buscan meter "presión" y "tensión" a un diálogo social abierto para derogar la reforma laboral de 2012. "No se puede permitir cambiar el perímetro de negociación", ha afirmado Sordo, para quien la patronal actúa de una forma "agresiva" contra los derechos de la clase trabajadora. En consecuencia, Sordo ha advertido que si la patronal sigue firme en su intención de no aceptar medidas para limitar el abuso de la temporalidad los sindicatos llevarán a cabo protestas y movilizaciones "de alto voltaje". Aunque Garamendi se ha mostrado dispuesto a aceptar medidas para mejorar las elevadas tasas de temporalidad, se puede interpretar que las propuestas incluidas en el documento que aportaron ayer a la negociación dicen lo contrario.

Documento de CEOE proponiendo su reforma

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales ha presentado un documento en la mesa de diálogo social sobre la reforma laboral en el que introduce propuestas sobre la contratación temporal, los despidos colectivos y la prevalencia de los convenios de empresa sobre los sectoriales. La patronal plantea un contrato temporal con multitud de causas y rechaza limitarla a un porcentaje de la plantilla.

La propuesta, que presentó en la tarde de este martes la CEOE contempla seis causas de producción, además de la prevista para contratas, subcontratas y licitaciones de la administración cuando no puedan hacerse con fijos discontinuos -el contrato estrella que promueve el Gobierno- y cuatro causas de sustitución de personal coincidiendo con las que propone el Gobierno de reserva de puesto, vacaciones, reducción de jornada y cobertura de una vacante. Los sindicatos ven "inasumible" algunos apartados de la propuesta que ha presentado la CEOE. Además, se opone a la nulidad de los despidos en los contratos fraudulentos y en los fijos discontinuos plantea canalizarlos en gran parte a través de las empresas de trabajo temporal (ETT), dos aspectos en los que discrepan los sindicatos, así como que no compute todo el tiempo en estos contratos de cara a la antigüedad y a la representación de los trabajadores. También han propuesto que la falta de incorporación sea considerada causa de extinción.

En cuanto al artículo 47, sobre la suspensión del contrato, la patronal se ha opuesto a las propuestas presentadas hasta la fecha y no ha ofrecido nuevas aportaciones sobre el Mecanismo RED, los nuevos expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). El Gobierno presentó un medida inicial rechazada tanto por los sindicatos como por la patronal y ofreció una propuesta en la reunión de la semana pasada. Sin embargo, la patronal sí ha llevado a esta mesa una modificación para permitir que los convenios colectivos contemplen causas extintivas, incluyendo preaviso e indemnizaciones.
En lo que respecta al artículo 42 del Estatuto de los Trabajadores sobre subcontratación, estas fuentes sindicales señalaron que hay mayor grado de acercamiento aunque no proponen expresamente que las subcontratas se referencien al convenio del sector de la empresa principal.

La patronal también ha hecho una propuesta sobre la subrogación empresarial que no estaba en ningún texto hasta ahora, según estas fuentes, y en lo que solicitan que cuando sea obligatoria por convenio la responsabilidad se limite a la prevista en dicho convenio.
Por otra parte, la patronal propone facilitar los despidos colectivos y mantener la prioridad aplicativa de los convenios de empresa (al contrario de lo que defienden Gobierno y sindicatos) cuando en conjunto y en cómputo anual el convenio de empresa sea más favorable a los trabajadores y se haya negociado con la misma legitimación de la parte social que la que hoy se exigen para los convenios sectoriales.
En el documento de este martes, la CEOE también ha sorprendido con propuestas que, hasta el momento, no habían formado parte del diálogo, como las modificaciones sobre jornadas irregulares y los derechos de adaptación de la jornada. Tampoco estaba en la mesa hasta hoy el debate sobre el artículo 40 del Estatuto de los Trabajadores, relativo a la movilidad geográfica, ni el artículo 44, sobre la subrogación empresarial, para limitar la responsabilidad a la prevista en el convenio cuando se produzca por obligación de éste.
A pesar de considerar "inasumible" parte del documento de la patronal, desde la Unión General de Trabajadores (UGT) reconocen un "mayor grado de acercamiento" en la propuesta de CEOE sobre el artículo 42, relativo a las contratas y subcontratas.

Gobierno y agentes sociales se reunirán de nuevo mañana por la mañana para seguir negociando la reforma del mercado laboral.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda