Los empresarios entran en la batalla

05 de septiembre de 2022

El nivel de tensión que quería forzar la ministra de trabajo para favorecer su presencia pública e ir ganando espacio político para su proyecto personal parece haber tenido éxito. De hecho los empresarios se han visto implicados, han convocado reuniones internas y Garamendi ha tratado de poner los puntos sobre la iees y ha anunciado una comparecencia publica en unos dias.

Compartir en:

En efecto, el pasado viernes se reunió en la sede de CEOE el grupo de trabajo del diálogo social que puso de manifiesto que son muchos los sectores en los que los sindicatos están bloqueando la firma de convenios, según denuncian fuentes de la organización empresarial. Con todo, los empresarios aseguran que van a seguir negociando con las organizaciones sindicales las condiciones de los nuevos convenios, aunque desde CCOO y UGT insistan en amenazar con la puesta en marcha de movilizaciones a la vuelta del verano. En ambos flancos se preparan para un 'otoño caliente' que dará lugar a un duro invierno en el plano económico.En efecto, el pasado viernes se reunió en la sede de CEOE el grupo de trabajo del diálogo social que puso de manifiesto que son muchos los sectores en los que los sindicatos están bloqueando la firma de convenios, según denuncian fuentes de la organización empresarial. Con todo, los empresarios aseguran que van a seguir negociando con las organizaciones sindicales las condiciones de los nuevos convenios, aunque desde CCOO y UGT insistan en amenazar con la puesta en marcha de movilizaciones a la vuelta del verano. En ambos flancos se preparan para un 'otoño caliente' que dará lugar a un duro invierno en el plano económico.

Los empresarios mantuvieron este encuentro en la sede de la CEOE  mientras Díaz se veía con el comité de expertos que decidirá sobra la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) de 2023. Desde la cúpula de la organización empresarial trasladan que el objetivo de la reunión fue poner en común el estado de las negociaciones activas en todos los sectores y constatar en qué ámbitos se están produciendo los bloqueos. Y garantizan que no son ellos, sino los sindicatos, quienes están impidiendo que se firmen algunos grandes convenios.

Garamendi: que el Gobierno tome partido es alucinante

Los sindicatos piden una subida salarial para compensar la subida de precios, mientras la ministra de Yolanda Díaz les da la razón y acusa a la patronal de bloquear ese diálogo. Garamendi, presidente de la patronal CEOE, señala que el hecho de que el Gobierno se inmiscuya y tome partido "es algo bastante alucinante". Le sorprende que el Gobierno lance "mensajes que creen crispación y lleguen a la conflictividad social".
Señala Garamendi que los empresarios han firmado más de 15 acuerdos muy complicados y que "eso demuestra que están a la altura en la negociación". "Todos estamos pasándolo mal y me parece peligroso buscar culpables y el Gobierno quiere culpar de todo lo que pasa en España a la empresa que es realmente quien tira del carro y tira de la economía"."Es faltar a la verdad decir que nos hemos levantado de la mesa de negociación "Quiere aclarar que los empresarios nunca se han levantado de la mesa de negociación. "Me parece que es faltar a la verdad decir que nos hemos levantado de la mesa, una tras otra vez. No nos hemos levantado de la mesa, que no significa que podamos no compartir la opinión de los sindicatos", explica. "Los sindicatos estaban pidiendo cláusulas de indexación. Nosotros pensamos que no son buenas esas cláusulas. No se está contando que en muchos convenios están ya indexadas esas cláusulas. Eso significa que a final de año no será el 2,5 sino que es bastante más".Posición europea ante la crisis energética Cree que la decisión de la política energética debe ser comunitaria así como la gestión de las ayudas a las familias y empresas. "Esto que pasa es por una mala planificación de política energética. Empezando por Alemania, que renunció al 40% de generación nuclear para pasar al gas y depender de Rusia". Para Garamendi la solución pasa por que en España y Europa se plantee el alargamiento de las secciones nucleares. "No podemos depender de los demás. Podemos llegar a tener una parálisis aunque en España tenemos 6 plantas regasificadoras pero nadie nos está diciendo que el precio no sea más del doble", advierte.
Por otra parte, recuerda que el SMI ha subido el 35% en los últimos 3 años. "Nosotros en una de esas subidas pactamos que subiera el 20%. En más de 9 comunidades autónomas supera el 60% de ese salario medio (pymes, autónomos y el campo)". Afean que el Estado no implemente esas subidas en los contratos públicos. "Queda muy bien que digan lo que hay que hacer, pero ellos no lo hacen". Establece además que con esta propuesta el Gobierno rebasa las tablas salariales de la negociación colectiva. "El empleo podría ser otro elemento regulado como lo puede ser la electricidad".

La industria presenta a Ribera  sus peticiones

La Alianza por la Competitividad de la Industria Española, constituida por ANFAC y SERNAUTO (automoción), AOP (refino), ASPAPEL (papel), FEIQUE (química y farmacia), FIAB (alimentación y bebidas), OFICEMEN (cemento), PRIMIGEA (materias primas minerales) y UNESID (siderurgia) ha mantenido esta mañana una reunión con la vicepresidenta  Ribera, y con la ministra Maroto, con el objetivo de acordar medidas a incluir en el Plan de Contingencia que el Ejecutivo debe remitir a la Comisión Europea en septiembre. 
En dicha reunión, Elisabet Alier, presidenta de ASPAPEL, en representación de la  Alianza para la Competitividad de la Industria, puso de relieve las diez medidas consideradas prioritarias y de máxima urgencia.  Entre dichas medidas, Elisabet Alier destacó la urgente modificación del funcionamiento del mercado eléctrico europeo, la necesidad de dar una inmediata solución a la situación insostenible de la cogeneración por haberse quedado fuera de las compensaciones del mecanismo ibérico, la garantía de exención del coste del mecanismo de ajuste para  todos los contratos a plazo con precios fijos anteriores al 26/04/22, la activación inmediata de líneas de ayudas a la demanda energética para la industria, la urgente reactivación de los mecanismos de interrumpibilidad voluntarios y retribuidos para el gas y para la electricidad y la aprobación de un plan de renovación del parque de vehículos para acelerar la penetración de los vehículos electrificados así como para la mejora de la eficiencia del parque.

La Alianza solicitó también habilitar líneas de acceso directo a préstamos para circulante, favorecer al máximo la valorización energética como vía para reducir el consumo de combustibles fósiles de algunos sectores industriales y actualizar la relación de sectores receptores de Compensación de Costes Indirectos de CO2 con la adecuada dotación de recursos para la plena compensación de dichos costes tras la actualización.
Finalmente, en lo relativo al futuro Plan nacional de contingencia de suministro de gas, se subrayó la necesidad de asegurar la continuidad de la actividad industrial que tenga suministro de gas firme. 
Elisabet Alier señaló que “la situación que afronta la industria europea y española como consecuencia de la coyuntura de los mercados energéticos es crítica, sin precedentes en decenios, por lo que es necesario adoptar medidas eficaces de forma muy urgente, acordes a la magnitud del desafío que supone una economía de guerra. Ya es una realidad el cierre de instalaciones, deslocalizaciones de producción, etc. “. 
MEDIDAS URGENTES SOLICITADAS
1. En primer lugar, nos alegra observar que, alineándose con lo advertido por España hace ya meses, se consolida la opinión a nivel europeo de la importancia de modificar de forma urgente el funcionamiento del mercado eléctrico europeo, en línea con las recientes declaraciones de la Comisión Europea y la próxima reunión del Consejo. Se trata de medidas de profundo calado, que serán clave para la evolución de los próximos meses. 
Asimismo, es preciso sacar al mercado derechos de la reserva de estabilidad para limitar los efectos del precio de la energía
2. En el ámbito nacional, reconociendo el papel moderador de precios eléctricos que parece estar jugando el mecanismo de ajuste, es preciso dar una solución inmediata a la situación insostenible que afronta el parque cogenerador español. El error regulatorio introducido por el mecanismo de ajuste de mercado eléctrico al dejar fuera del mismo a las cogeneraciones con régimen retributivo ha llevado a que dos de cada tres plantas españolas (el 7% de la producción eléctrica nacional) hayan tenido que parar su actividad, repercutiendo de forma directa en las instalaciones industriales asociadas. 
Es una situación sin parangón en ningún otro país europeo, los cuales mantienen en marcha sus cogeneraciones, reconociendo su aportación a la eficiencia, al ahorro de gas, a la moderación de precios y a la competitividad, máxime en el contexto actual de precios energéticos. 
Existen soluciones disponibles, sin necesidad de modificar el mecanismo ibérico. Se puede y se debe dar respuesta de forma inmediata a la situación creada.  
3. También es necesario adoptar las medidas para garantizar que todos los contratos suscritos por consumidores antes del 26/04/22 que dispongan de energía contratada a plazo con precios fijos, estén exentos del coste del mecanismo de ajuste. Se está penalizando de forma muy importante e injustificada a consumidores industriales que intentaron cubrir sus costes eléctricos. 
4. La situación crítica hace necesario activar de inmediato las líneas de ayudas a la demanda energética dotando hasta 2, 25 o 50 millones de € por industria, habilitadas por la Comisión Europea en su marco temporal de ayudas ante la guerra de Ucrania y ya adoptadas por otros países industriales europeos, como Alemania. 
5. Asimismo, sigue siendo necesario habilitar líneas de acceso directo a préstamos para circulante, con cantidades acordes al incremento de facturación provocados por los incrementos de precios energéticos, con periodos de carencia e intereses preferenciales. 
6. En lo relativo al futuro Plan nacional de contingencia de suministro de gas, aparte de recordar el envío el pasado mes de julio de la propuesta de medidas de la Alianza, quisiera aprovechar la oportunidad para subrayar de nuevo la necesidad de asegurar la continuidad de la actividad industrial que tenga suministro de gas firme. 
Somos conscientes de las declaraciones en ese mismo sentido realizadas por la vicepresidenta en las últimas semanas, lo que le agradecemos. Confiamos en que lo veremos reflejado en el futuro Plan. Estamos a su plena disposición para seguir trabajando en posibles medidas que faciliten el máximo ahorro, eficiencia energética y reducción voluntaria de demanda. 
7. En línea con ello, creemos necesario reactivar de forma urgente los mecanismos de interrumpibilidad, voluntarios y retribuidos, para el gas y para la electricidad, por su potencial para contribuir a paliar problemas de suministro energético, como la propia Comisión Europea está señalando.
8. Tanto el propio MITERD como la Comisión Europea han planteado la posibilidad de efectuar sustituciones de combustibles por otras alternativas. En ese sentido, y máxime teniendo en cuenta la situación de emergencia que vivimos, es necesario favorecer al máximo la valorización energética como vía para reducir el consumo de combustibles fósiles de algunos sectores industriales.
Asimismo, y dado que puede ser necesario sustituir el consumo industrial de gas por otros combustibles con mayores emisiones asociadas, debe asegurarse que ello no implique una penalización en términos de derechos de emisión de gases de efecto invernadero, ni de cumplimiento de valores límite de emisión fijados en la Autorización Ambiental Integrada de la instalación industrial afectada. 
9. De igual forma, debe igualar la relación de sectores receptores de Compensación de Costes Indirectos de CO2 en base a la lista de sectores en fuga de carbono de la Comisión Europea, dotando adecuadamente de recursos para la plena compensación de dichos costes también tras dicha actualización.
10. Finalmente, urge la aprobación de medidas que permitan acelerar la penetración de los vehículos electrificados en el parque automovilístico, que actualmente son sólo el 0,5% del parque (mejoras en el plan MOVES III, fiscales y de despliegue de infraestructura), así como la mejora de la eficiencia del parque a través de un ambicioso plan de renovación acelerada del parque de vehículos, incentivando la sustitución de los vehículos más antiguos por vehículos nuevos.

Feijoo anuncia un nuevo plan de ahorro energético

El presidente del PP ha anunciado el envío a Moncloa de un plan de ahorro energético con medidas a corto y medio plazo en el que propone extender la rebaja del IVA del gas y de la luz durante todo el invierno.  Feijóo ha dejado claro que el PP no actuará como espectador ante los nuevos errores del Gobierno y por ello volverá a poner propuestas encima de la mesa. 
"Esta misma semana enviaremos un plan completo" a la Moncloa para su "estudio y consideración" que será "detallado, estará a disposición de los ciudadanos y contará con un abanico de medidas a corto y medio plazo". Acto seguido ha anunciado cuatro de estas medidas. La primera de ellas, extender la rebaja del IVA del gas y la electricidad a todo el invierno. En segundo lugar, explotar durante la crisis "todas las fuentes de generación eléctrica"; como tercera medida, la apuesta masiva de desburocratización para la instalación de energías renovables y finalmente, un plan de ayudas para "atemperar" el peso de la energía en las industrias electrointensivas con el fin de proteger el empleo. En este punto, Feijóo ha precisado que están en juego 200.000 empleos ."Nos aguardan tiempos difíciles que requieren en primer lugar ejemplaridad en la política. No es razonable obligar a apagar escaparates cuando se mantienen encendidos ministerios superfluos", ha criticado el presidente del PP del plan de ahorro energético aprobado por el Gobierno, que "no ha consensuado con nadie". Frente a esto, Feijóo ha defendido su batería de propuestas con la que el PP "no pretende ofender a nadie, ni estorbar al Gobierno, ni ser objeto de menosprecio o descalificación". "Solo pretendemos ser útiles a los ciudadanos y ayudar a nuestro Gobierno en un momento de dificultad", ha recalcado. Además, el presidente del PP ha adelantado que presentará al Gobierno dos nuevos proyectos que tendrán que ver con asuntos económicos e institucionales, aunque no ha adelantado detalles de las próximas propuestas.
Durante su intervención Feijóo ha criticado nuevamente la 'excepción ibérica' aprobada por el Gobierno, asegurando que tiene dos problemas básicos: el primero es que ha servido para que España financie en ya 470 millones de euros a los consumidores franceses. "La previsión a final de año es que los consumidores españoles financiemos con nuestra factura en el entorno de 1.000 millones de euros a los consumidores franceses", ha apuntado el líder del PP.El segundo de los problemas de este mecanismo es, según Feijóo, que se haya olvidado el impacto económico que tiene haber dejado a fuera del mismo a las cogeneradoras de industrias, que utilizan el gas como una de sus principales materias de producción. Sobre este asunto, el presidente del Partido Popular considera que la política energética del Gobierno empieza a tensionar los precios de la energía, lo que afecta directamente a las industrias electrointensivas. "Debemos blindar nuestra industria porque si no las ayudas a los hogares se quedarían en ayudas a hogares de parados", ha recalcado el líder del PP.De hecho, Feijóo ha señalado que la única empresa de producción de aluminio primario en España, Alcoa, está cerrada desde hace un año porque "el precio megavatio es incompatible con la producción", algo que, según Feijóo, se lleva advirtiendo desde hace 13 años.

Según Feijóo los expresidentes Rodríguez Zapatero y Rajoy "buscaron una solución" que permitió a Alcoa seguir produciendo pero en el caso de Pedro Sánchez, el presidente del PP considera que su sensibilidad con la empresa "conllevó al cierre de la compañía".Todo esto, en un contexto de elevados niveles de inflación (10,4% en agosto, según el último datos avanzado por el INE). Sobre esto, Feijóo ha instado al Ejecutivo a "decir la verdad con la inflación" y ha señalado que esta situación comenzó en 2020: "No se produce como consecuencia de la guerra de Ucrania, sino que se ha incrementado", ha aclarado el presidente del PP.Además, ha lamentado que España es el último país europeo en la recuperación del nivel del Producto Interior Bruto (PIB) previo a la pandemia, pese a que el Gobierno ha podido disponer de la mayor cantidad de recursos públicos de la historia (300.000 millones extra en cuatro años) y de la flexibilidad de beneficiarse de que todas las reglas europeas hayan estado suspendidas. "Somos los colistas de la liga económica de Europa", ha criticado Feijóo. Así, por ejemplo, ha apuntado que no hay contención de precios, sino que el país mantiene la mayor inflación de las grandes economías del euro, y la deuda pública ha crecido, desde que este Gobierno ha tomado posesión, a "una media de 210 millones de euros más cada día"."No hay ningún indicador en la macroeconomía ni en la microeconomía que no produzca preocupación", ha concluido el líder de los populares.

Díaz y Garzón intentan poner tope al precio de 20 o 30 productos básicos

La vicepresidenta Díaz, ha adelantado que tiene previsto reunirse, junto con el ministro de Consumo, con las asociaciones de consumidores y la gran distribución, con el objetivo de que alcancen un acuerdo entre ellos para fijar una cesta de la compra "básica, absolutamente legal y que no vulnere el derecho de la competencia".

Se trataría, según la vicepresidenta segunda, de fijar una serie de productos --entre 20 o 30-- que se garanticen a la ciudadanía. "No se trata de una ley, es un acuerdo y no vulnera el derecho de la competencia", ha explicado Díaz en declaraciones a los medios a su llegada al acto de bienvenida que ofrece el Fiscal General del Estado, García Ortiz, con motivo de su toma de posesión. Díaz había adelantado esta propuesta en una entrevista donde la titular de Trabajo apostó por llegar a un acuerdo con la gran distribución y los consumidores para topar los precios de una cesta de productos básicos como el pan, la leche, los huevos o la fruta. "Lo que proponemos es que alcancen un acuerdo entre ellos y fijemos una cesta de la compra básica, absolutamente legal y sin vulnerar el derecho de la competencia, y fijemos una serie de productos, entre 20 o 30, que le garanticemos a la ciudadanía", ha explicado la vicepresidenta.
Según ha explicado Díaz, la alimentación está siendo un enorme problema para el país hoy y no solo para la ciudadanía, sino también para los pequeños y medianos productores en nuestro país. Además, ha alertado de que los ciudadanos no solo están perdiendo poder adquisitivo, sino que también están sufriendo dificultades para mantener una alimentación sana.
Díaz ha recordado que ya se ha planteado un precio máximo a la bombona de butano porque se entendió que era un momento absolutamente excepcional. "Estamos en guerra, estamos por desgracia en una crisis y tenemos una inflación del 10,4%", ha argumentado la ministra de Trabajo.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda