LA OPCION DIAZ GANA ENTEROS

Colau: "Ganar también pasa por hacer a Díaz presidenta del Gobierno"

22 de noviembre de 2021

El liderazgo de la vicepresidenta segunda Díaz, dentro del espectro político va en aumento. Catalunya en Comú ha aprobado una ponencia política en su asamblea congresual en la que hablan de ir "más allá de la suma de siglas" y apostar "por convertir el potencial de liderazgo" de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, "en proyecto y sujeto político".

Compartir en:

"Ganar pasa también por hacer a Yolanda Díaz la próxima presidenta del Gobierno de España. Y hacer presidenta de España a Yolanda Díaz pasa por superar las nostalgias de 2015 y entender que el nuevo ciclo no será el de la irrupción, pero que a su vez debe ir mucho más allá de la resistencia de la suma de siglas", dice la ponencia. En este sentido, el texto añade que "hará falta, como ya hizo Cataluña en Comú en 2016, abrirse a nuevas alianzas que cualitativamente representen mucho más que la suma de las partes. Y habrá que convertir un potencial liderazgo en proyecto y sujeto político". La ponencia aprobada en la III asamblea nacional de los comunes, establece su voluntad de ser vistos como "un espacio útil" y en el que los inscritos se sientan más "empoderados" y "participantes".

Llaman asimismo a proyectar "valores asociados a un nuevo modelo económico y ecológico basado en el bien común, donde la fuerza del trabajo ocupa la centralidad de las políticas públicas, un nuevo estado de bienestar por una sociedad justa e igualitaria, fraterno y soberano en todos los ámbitos, que sitúa el derecho del pueblo de Cataluña a decidir su futuro". En la declaración ideológica destacan que Catalunya en Comú es una organización feminista y "el único partido que tiene un liderazgo político colaborativo, una dirección compartida por tres mujeres", en mención a la alcaldesa de Barcelona, Colau; la líder en el Parlament, Albiach y la exalcaldesa de Castelldefels López.
La ponencia señala que, pese a todo, ese liderazgo no es suficiente, y que debe ser "el principal partido feminista de Cataluña y contribuir a una verdadera redistribución de poder que desmonte las estructuras patriarcales de la política y amplíe la incidencia transversal del feminismo en toda la acción de la organización". En cuanto a políticas de salud, se reclama reforzar la atención primaria con más recursos, así como mayor cuidado para la salud mental y un servicio público bucodental. La perspectiva de género, con sensibilidad LGTBIQ+, también debería estar presente en el sistema de salud dice el texto. De manera paralela, el "escudo social" del que hablan los comunes en la ponencia también habla de salarios indirectos, rentas mínimas y la garantía de derechos fundamentales como el de vivienda.

En el capítulo de feminismo, destacan la feminización de la pobreza y la precariedad y la necesidad que haya equilibrio de acceso territorial en todos los derechos de salud sexual y reproductiva. Las propuestas de igualdad social, feminismo y transformación verde ocupan la mayor parte de las 74 páginas de la ponencia política, que en el último apartado se refiere al debate en Cataluña. Así, abogan por un Estado republicano y plurinacional, un nuevo modelo para el que apuntan debe llevarse a cabo una reforma constitucional. Ese nuevo marco debe "reconocer a Cataluña como nación", así como el "derecho a decidir".
Los comunes defienden la mesa de diálogo para avanzar en soluciones al "conflicto político"; su hoja de ruta incluye la "desjudicialización", el reconocimiento de Cataluña como "nación" y un nuevo sistema de financiación, entre otras prioridades para un acuerdo que "deben acabar votando los catalanes"

Diaz se lanza a la campaña, pero sin concretar

“Después de Valencia, si algo tengo claro es que hay esperanza”, ha afirmado Díaz, entre gritos de “presidenta, presidenta” entre el público. El acto, que se ha celebrado en el edificio de la Facultad de ciencias de la actividad física y del deporte en Barcelona (INEFC), ha congregado a más de 1.000 personas (un centenar se han quedado sin poder acceder).

“Lo que vimos en Valencia lo estamos viviendo en Barcelona. Valencia no fue una anécdota. Después de Barcelona, habrán muchas más. Esto es imparable. Entre diversas nos juntaremos para hacer mayorías al servicio de las personas”, ha señalado Colau.
Durante su intervención, la ministra de Trabajo ha asegurado que, en estos momentos, los 32 diputados del Congreso procedentes de partidos catalanes son "más necesarios que nunca". "Tenemos que contar con ellos para nuestro país, es imprescindible seguir tejiendo alianzas para cambiar una mayoría en el Congreso que nunca va a ser igual", ha dicho. En este sentido, Díaz ha asegurado que el "bipartidismo se ha acabado y no se va a volver a reproducir". "Por tanto, tenemos que tender la mano, dialogar y decir que todos somos absolutamente necesarios", ha añadido.
Por su parte, el ministro de Consumo, Garzón, ha defendido que la vicepresidenta segunda representa una oportunidad política para garantizar "unas victorias que se transformarán, más pronto que tarde, en una España republicana". Se ha referido "al concepto de 'libertad', tantas veces prostituido", y ha defendido que esta sólo se alcanza cuando una sociedad tiene satisfechas necesidades básicas en materia de vivienda, educación, sanidad y de trabajo.
Ha reafirmado su compromiso para seguir garantizando estos servicios públicos en España a los mismos ciudadanos que, generaciones anteriores, los consiguieron con su "lucha, esfuerzo y sufriendo represión".

Entre ambas han enviado pocas concreciones aún sobre cómo debe fructificar el nuevo proyecto político, más allá de subrayar su voluntad por renovar un espacio en declive, que hasta ahora ha liderado Podemos. De hecho, hasta Colau ha evitado volcar todas las presiones sobre Díaz como futura candidata a la presidencia del Gobierno y ha dejado la decisión en sus manos.
No han estado presentes en Barcelona ninguno de los dos rostros más visibles de la formación morada: las ministras Ione Belarra e Irene Montero. Belarra, eso sí, sí que ha enviado un vídeo grabado, en el que ha apelado a la unidad. “Hemos recorrido muchos caminos. Juntos llegamos a ayuntamientos como Barcelona, juntos rompimos el bipartidismo y juntos hemos llegado al primer Gobierno de coalición”, ha reseñado, y ha abierto la puerta a una renovación de la formación morada: “Tenemos la oportunidad de reconstruir todo de nuevo”, aunque ha avisado que la última palabra siempre la tendrán los militantes.

Sí ha estado por parte de Podemos la secretaria de Organización, Verstrynge, aunque no ha intervenido. También ha estado el ministro Garzón y otra de las caras visibles del nuevo proyecto político: Oltra. Lo cierto es que todos han coincidido en la necesidad de tejer alianzas tras unos años de fragmentación (sobre todo, a raíz de la aparición de Más País), pero han evitado ir más allá y se han dedicado a reivindicar su obra política. Oltra, por ejemplo, ha subrayado que en seis años de vida política, han conseguido “hegemonizar el discurso público y el lenguaje político”, en referencia a que todas las formaciones hablando ahora de “feminismo o cambio climático”.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda