Cataluña recupera la rebaja del IRPF a las rentas bajas y Madrid mantiene su bajada

09 de diciembre de 2021

El Govern quiere impulsar un nuevo tramo autonómico del IRPF para beneficiar a las rentas más bajas que supondrá aplicar un tipo impositivo del 10,5% al primer tramo de base liquidable general hasta los 12.450 euros -para salarios brutos anuales de hasta 16.935-, lo que supone 1,5 puntos menos. Por contra, el Ejecutivo catalán también prevé un aumento del IRPF para las rentas más altas.

Compartir en:

En un encuentro, el conseller de Economía y Hacienda de la Generalitat, Giró, ha explicado que el nuevo primer tramo autonómico busca dar respuesta a la rebaja del IRPF a las rentas más bajas aprobada en 2020 y anulada ahora por el Tribunal Constitucional: "Esta medida afecta a más gente", informa Europa Press. Y es que beneficiará a rentas de hasta 35.000 euros. La propuesta se trasladará a los grupos parlamentarios de Junts, ERC y En Comú Podem para que sea introducida como enmienda a la ley de acompañamiento de los Presupuestos de 2022, junto a dos enmiendas para añadir deducciones en el IRPF, otra sobre el impuesto al CO2 y otra sobre sucesiones y donaciones.
Precisamente desde los 'comuns' se defiende la subida de impuestos a las rentas altas, pese a que Giró reivindicaba que no habría aumento tributario en Cataluña en 2022. Sin embargo, tras el acuerdo con la formación morada para sacar adelante los Presupuestos catalanes del próximo año, ya son cuatro las novedades alcistas.

A la de un mayor IRPF para las rentas altas anunciado hoy se suman tres nuevos tributos en Cataluña, y una modificación al alza en el que grava las viviendas vacías, ampliándolo a las personas físicas y no solo a empresas.
El nuevo tramo autonómico conllevará un ajuste técnico en los tipos de los tramos intermedios con la división del segundo tramo actual -de 17.707 a 33.007 de base liquidable- en dos: uno nuevo de 17.700 a 21.000 euros manteniendo el tipo del 14%, y uno nuevo de 21.000 a 33.000 con un tipo del 15%. Así, ha asegurado Giró, se favorece a los contribuyentes con unos sueldos inferiores a los 35.000 euros brutos anuales, que representan al 80% de los mismos, pero ha sostenido que esta no entrará en vigor hasta 2022 con los Presupuestos, de manera que los contribuyentes que debían ser beneficiados por la rebaja al IRPF pactada con los comuns en 2020 y tumbada por el TC tendrán que pagar este año una cantidad que no estará afectada por ninguna de las dos medidas.

En la declaración de la Renta de 2023, por ejemplo, un declarante soltero sin hijos con un salario bruto anual de 20.000 euros pagará 104 euros menos al año (-7,7%), mientras que si tiene cónyuge y un hijo a cargo mayor de tres años pagará 86 euros menos (7,1%). La medida declarada inconstitucional del incremento del mínimo exento a las rentas más bajas suponía una cuantía máxima de ahorro de 66 euros y beneficiaba a un total de 205.000 personas: "La naturaleza de la medida es diferente: se tumbó un incremento del mínimo exento. Ahora se crea un nuevo tramo", ha sostenido Giró.

El Govern también ha propuesto la ampliación de los supuestos para deducción del alquiler de la vivienda habitual a las familias monoparentales, es decir, a aquellas con personas de hasta 21 años a cargo que conviven y dependen económicamente. Los contribuyentes pueden deducir el 10%, hasta un máximo de 300 euros anuales, de las cantidades satisfechas en el periodo impositivo en concepto de alquiler de la vivienda habitual, siempre que se cumplan los requisitos que ya establece la ley.

La Conselleria de Economía y Hacienda también plantea que haya otra enmienda para ampliar a las familias monoparentales en los supuestos para la deducción por nacimiento y adopción de un hijo, de hasta 300 euros anuales. También propone incluir en los vehículos de tracción mecánica que quedarán exentos de abonar el impuesto al CO2 todos aquellos turismos, furgonetas y motos que estén dados de baja temporalmente. Igual que las otras cuatro medidas, el Govern propone aplicar en forma de enmienda para el impuesto de Sucesiones una asimilación a ascendentes-hijos para las personas que están o han estado en acogida, los cuales actualmente están considerados extraños -grupo IV-. La Generalitat calcula que dejará de recaudar 24 millones de euros con las cuatro primeras medidas de rebaja, mientras que en la última no se puede calcular el impacto.

La Comunidad de Madrid rebaja medio punto el IRPF

Los madrileños afrontan más de 300 millones de ahorro en sus carteras por uno de los puntos clave del mandato presidencial de Isabel Díaz Ayuso y de la conserjería de Fernández-Lasquetty: a partir del próximo 1 de enero, la Comunidad de Madrid aplicará la histórica rebaja de medio punto en todos los tramos de la escala autonómica del IRPF, tras la aprobación hoy en la Asamblea de Madrid del Proyecto de Ley que recoge esta medida.

Esta rebaja fiscal beneficiará a casi 2,5 millones de contribuyentes madrileños y supondrá un ahorro global de 334 millones de euros. Con ella, el tipo mínimo autonómico quedará fijado en el 8,5% para rentas de hasta 12.450 euros, y el máximo, para superiores a los 53.000 euros, en el 20,5%. Así, para un madrileño que en 2010 tributase en su Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas (IRPF) 2.773 euros, con esta reducción en el tramo autonómico el importe será de 2.462 euros, lo que se traduce en un ahorro de 310,5 euros en su Impuesto sobre la Renta.

Durante el debate de la nueva normativa, el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Javier Fernández-Lasquetty, ha explicado que gracias a esta Ley aprobada en la Asamblea en el marco de los acuerdos alcanzados con el Grupo Parlamentario de Vox para sacar el presupuesto y las rebajas de impuestos, Madrid avanza "un paso más en el modelo de baja fiscalidad que comenzó a implantarse hace 17 años". De este modo, la Comunidad se consolida como la región que más ha trabajado por aminorar el esfuerzo tributario de sus ciudadanos y es la autonomía más competitiva fiscalmente, por encima incluso de las tres haciendas vascas y de Navarra, que cuentan con un régimen tributario propio.
El consejero también ha destacado el impacto positivo de las rebajas tributarias, pues el efecto de las cuatro rebajas realizadas hasta la fecha en el IRPF en Madrid ha sido siempre un incremento de la recaudación. En 2007, creció un 6,6% (358 millones más); en 2014, aumentó un 1,5% (126 millones); en 2015, un 6,8% más (573 millones) y en 2018, subió un 9,5% (946 millones).

"Cuando el dinero se queda en manos de la gente crece la actividad económica, se generan oportunidades y puestos de trabajo, y todo ello hace que se recaude más", ha subrayado Fernández-Lasquetty. En este punto, ha destacado que la rebaja de este tramo beneficiará especialmente a las rentas inferiores: de un 5,6%, para los tramos con la base liquidable más baja, hasta 12.450 euros, frente a un 2,4% en los superiores. Además, el 77% de los declarantes que se podrán aplicarse esta nueva rebaja tienen ingresos por debajo de los 33.000 euros. Todos ellos verán reducido su IRPF entre un 4,4% y un 5,6%, concentrando el grueso del ahorro en los contribuyentes con menor poder adquisitivo.
Esta disminución de medio punto en la escala autonómica es un compromiso electoral de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y se enmarca en la autonomía fiscal que la Constitución y las leyes vigentes otorgan a las comunidades autónomas, una "competencia que el Gobierno regional va a seguir defendiendo como piedra angular de su política económica y financiera", ha asegurado Fernández-Lasquetty.

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda