Tareas y decisiones urgentes

29 de octubre de 2016

Tras la investidura de Rajoy y los diez meses de parón político, sobre la mesa del Ejecutivo se acumulan tareas todas ellas urgentes y a la que ha de enfrentarse en los primeros cincuenta días de su trayectoria en las que además sentirá en su cogote la mirada de medio mundo.

Compartir en:

La tarea más urgente y conocida por propios y extraños, será la aprobación del nuevo presupuesto para 2017, que deberá contener un recorte exigido por Bruselas de 5.500 millones, ya que ahora el Gobierno prevé un déficit del 3,6% del PIB para 2017, 0,5 puntos más del objetivo. Pero antes de cerrar los PGE, el Gobierno deberá aprobar el famoso techo de gasto y los objetivos de estabilidad de los que este fin de semana hablaba la vicepresidenta en funciones, y que deberá ser aprobado por el Parlamento. Es decir, las primeras batallas políticas están a la vuelta de La esquina
Pero ahí no acaban las múltiples negociaciones que tiene que entablar el equipo que designe Rajoy para acompañarle en esta nueva etapa. El Ejecutivo deberá pactar con la oposición que ya se negó a mantener en su cargo a Elvira Rodríguez el nombre del nuevo presidente en la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Pero la lista de nombramiento no termina en la CNMV, también está vacante la vicepresidencia, un puesto de consejero, y los dos vocales natos: la secretaria general del Tesoro y Política Financiera y el subgobernador del Banco de España. Además, en la Comisión Nacional de los Mercados de Competencia desde hace un año hay tres consejeros con mandato caducado.
Para no cansar al lector con una retahíla de nombramientos podemos pasar a otra área de tareas urgentes por ejemplo, todas las que hacen referencia a la trasposición de directivas europeas o la reforma del sistema de financiación de las CC AA o la de los Pactos de Toledo con las pensiones en su trasfondo.
La lista es la que es porque diez meses de “en funciones” paralizan infinidad de tomas de decisiones a todos los niveles desde nombramientos a nacionalizaciones, desde simples acuerdos con terceros países a replanteamientos laborales como el de la sentencia de interinos.
En definitiva, los primeros dos meses e trabajo será para poner al dia a La Administración en los temas no resueltos durante 2016 por la interinidad del Ejecutivo
Carlos Arroyo

Compartir en:

Crónica económica te recomienda