Presidencia UE

En busca de la movilidad urbana

13 de febrero de 2010

El comisario de Transportes de la Unión Europea, Siim Kallas, y el ministro de Fomento, José Blanco, avanzaron que los responsables de movilidad de los países miembros elaborarán un informe para presentarlo ante el Consejo de Ministros del ramo que se celebrará en junio, con el fin de definir "unas líneas maestras" europeas en movilidad urbana.

Compartir en:

Así lo dijeron en rueda de prensa tras la reunión informal de ministros de transporte de la UE, a la que acudieron diez ministros, así como representantes de los otros 17 que están en la Unión y de Islandia, Suiza y Noruega, integrados en la Asociación Europea de Libre Comercio. Blanco señaló, asimismo, que convocará una conferencia sectorial para poner en común con las comunidades autónomas y la Federación de Municipios y Provincias (Femp) estas líneas básicas y diseñar un "marco estratégico de actuación" en las principales áreas metropolitanas de España.
En este sentido, el ministro consideró que hay "ejemplos buenos y no tan buenos" de movilidad alternativa en España, en donde "hay que hacer una apuesta, sobre todo en las grandes áreas metropolitanas, por un transporte más sostenible". Adelantó también que en el plan de financiación público-privada para las infraestructuras que presentará este mes aparecerán "numerosas" plataformas bus-VAO (vehículos de alta ocupación), con las que cree que se evitará la congestión en las ciudades y se facilitará la movilidad en transporte público.  Este asunto se tratará también en la conferencia sectorial, pues la mayor parte de las competencias residen en las comunidades autónomas y los ayuntamientos, por lo que indicó que este foro será una buena ocasión para que "todos" se involucren "mucho más".

El comisario de Transportes de la UE destacó que el diseño de una movilidad sostenible es "fundamental" y apostó por abordarlo "como algo global" y evitar que administraciones y países permanezcan "aislados" en esta materia, por lo que llamó a la "cooperación".  Blanco apuntó que, con la contribución de las delegaciones y en "estrecha colaboración" con la Comisión Europea los responsables de cada estado miembro en materia de transporte redactarán un proyecto de conclusiones para llevar al Consejo de junio. En la reunión informal de hoy, dijo, los representantes hicieron un reflexión sobre la importancia de las ciudades en Europa, que "siempre han sido los motores del desarrollo económico, cultural y social".
En ellas se concentra el 72% de la población y se genera el 85 por ciento del producto interior bruto (PIB), expuso, pero también tienen un impacto negativo por su congestión, la contaminación o el deterioro del paisaje, que llevan a una "reducción de la calidad de vida". Por ello, concluyó que "la competitividad futura de las ciudades se juega también en el terreno de la movilidad".   Asimismo, indicó que los europeos tienen una "creciente sensibilidad" por el medio ambiente, lo que exige una "movilidad sostenible, segura y accesible". "Es una obligación de los poderes públicos afrontar estrategias para la mejora de la misma", instó y destacó la importancia de promover métodos de transporte alternativos a los vehículos motorizados y apostar por la innovación y proyectos como los coches eléctricos.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda