Un año, muy especial

El Bund celebra el año nuevo chino

26 de enero de 2013

El Bund celebrará el Año Nuevo chino con una cena muy especial para el próximo 9 de febrero y mantendrá esta oferta durante todo el mes. A nuestro 2013, recién inaugurado, le corresponde en el calendario chino el año 4710. Este año, el animal dominante es la serpiente, animal sagrado, sabio y portador de buena fortuna.

Compartir en:

La comunidad china, como la occidental, espera la llegada del nuevo año frente a una espléndida cena y El Bund ofrece una de las mejores y a mejor precio de Madrid con entrantes de  Ensalada de medusa, Tapita de callos de ternera, Pescaditos de hoja con sésamo, Espinacas al vapor y Setas de oreja con cebolla. Luego, una Sopa de Año Nuevo del Chef, y como platos principales Bogavante con crema, Rodaballo al vapor, Cazuela de marisco a la cantonés, Lomo de ternera a la sichuanesa, Verduras de temporada con frutos secos, Pollo a la cantonesa, y Pasta fresca cortada a mano con los 8 tesoros (como el número de la buena suerte), sin que falten los dimsum  de gambas y los saomei cantoneses. Para terminar, postres a elegir.

Un repertorio de las cocinas más características del inmenso y prospero país oriental al precio de 48 €, por persona (iva incluido) que se servirá para mesas completas aunque se ofrece la opción de disfrutar la festividad eligiendo los platos en la carta.
La noche del fin de Año Chino de la Serpiente, 9 de febrero, la cena estará amenizadas por cánticos tradicionales en directo y otros detalles festivos para el recuerdo.

Costumbres del Año Nuevo chino
Entre otras interesantes tradiciones del Año Nuevo Chino encontramos los Chun Lian, versos de la Fiesta de la Primavera que se escriben con una precisa caligrafía incluyendo ideogramas que representan deseos positivos de prosperidad y dicha para el año entrante. También se fabrican figuras, ya sea para guardar los hogares como para traer la prosperidad a sus habitantes, tal es el caso del pez Yu. Asimismo se inscriben caracteres Fu 福, representativos de la palabra “felicidad”, en las cabezas de los participantes en el festejo, a fin de representar que se lleva la alegría en la mente. Es habitual bailar las danzas del León y del Dragón para ahuyentar a los malos espíritus. A los más jóvenes se les entrega un sobre rojo denominado Lai See, con deseos de buena suerte, con una pequeña cantidad de dinero. En las celebraciones está invitado el Dios de la riqueza, hombre de larga barba, vestido con una túnica roja y un saco amarillo a la espalda, que reparte imágenes en las celebraciones y recibe propinas, mientras departe con los invitados al son de tambores y gongs. También son tradicionales los jiaozi, un tipo de ravioli, durante la cena que da la bienvenida al nuevo año.

El Bund.
Arturo Baldasano, 22.
28043 Madrid 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda