Los cambios siempre son para bien

Ikura de traslado en traslado

23 de febrero de 2013

Han pasado 6 años desde que Jaime Finol abriera las puertas de IKURA en el barrio de Chamartín. Eran otros tiempos, Japón estaba más lejos, ´sushi´ sonaba más a chino que a otra cosa y lo de comer con palillos era de marcianos…

Compartir en:

Ahora la gastronomía más internacional está de moda y la japonesa tan a la orden del día como los guisos de la abuela y Finol lo sabe, de ahí que abra su segundo establecimiento. Bueno, en realidad lo traslada de Avenida Reina Victoria, donde estuvo 3 años, a Modesto Lafuente, con el objetivo de conquistar ahora el barrio de Chamberí. De mayor tamaño que su hermano decano, que cuenta sólo con 6 mesas, que se amplían a 16 con su terraza de verano, y recuerda a los típicos restaurantes de Japón, se diferencia también tanto en la cocina como en la decoración. Eso sí, en el nuevo IKURA ML tampoco falta el chef de sushi, el propio Finol junto a Vincent J Palma, quien comenzó su camino en la gastronomía nipona de la mano del propio Finol hace 4 años, tras la barra, preparando cada comanda al momento. De ésta salen elaboraciones como el Tataki de ventresca de atún; el Nigiri de foie con kanten de mango caramelizado, las Gyozas caseras de carabineros… Y otras propuestas tan divertidas como el Bocata de Calamares (Futomaki con Mamenori) o el Gunkanmaki de yema pochada con crujiente de lentejas, jamón ibérico y perlas de trufas, que recuerda a los huevos fritos con patatas.

Y entre sus platos más elaborados, sorprenden el Bacalao negro de Alaska con miso dulce y chips de Japón, el Curry rojo de langostinos estilo Ikura servido con gohan o la Ensalada de algas con cangrejo de carcasa blanda crujiente con vinagreta de ciruela. Todos ellos reflejo de la gastronomía japonesa tradicional y combinados con las innovadoras y personales notas de Finol. Eso sí, el protagonista es siempre el producto más fresco.

Y eso es algo que tiene muy claro esta venezolano afincado en España desde hace 11 años y con una dilatada experiencia a sus espaldas, la calidad es indispensable. Algo que aprendió con los maestros Hideki Miyaki hace más de 15 años y de Hiroo Miki, y que después demostró en restaurantes como Miyama, Benihana, NoDo, Kotobuki, Vigo-Kyoto… Hasta que llegó IKURA CR.

La sala en manos de Miguel De Vega, quien después de culminar sus estudios en la Escuela de Cocina Hoffman y pasar por los fogones de Martín Berasategui, recibe a los comensales con gran amabilidad y una carta de vinos muy innovadores, que maridan a la perfección con la cocina del restaurante. Una firma con nombre propio y asentada en la capital, con una carta apetecible de principio a fin.

Pero a mediodía, en muchas ocasiones el tiempo apremia a la hora de comer, por lo que IKURA ML propone tres menús variados, a un precio de 22’40 € e incluyen: aperitivo, 3 platos, postre o café y bebida. Y para quienes no pueden salir de la oficina o sencillamente, quieren quedarse en casa, su servicio de Delivery (Tel. 91 025 95 41 / 40) es la solución perfecta. Por ahora, cubre las zonas de Azca, Nuevos Ministerios, Paseo de la Castellana y los barrios de Salamanca, Chamberí, Tetuán y Chamartín.


IKURA
Costa Rica, 22. Madrid.
Tel. 91 359 98 63.
www.ikura.es


Modesto Lafuente, 64.
Tel. 91 535 64 64

Ikura ML se caracteriza por los tonos claros y el ambiente invita a relajarse y disfrutar con los palillos y la elaboración del sushi en directo. El restaurante abre de todos los días de 13.30 a 16.00 y de 20.30 a 23.30 h. Ikura CR abre de martes a sábado de 13.30 a 16.00 y de 20.30 a 00.00 h. y los lunes solo en horario de cenas y hasta las 23.30 horas. El precio medio de ambos es de 30 €.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda