Pitaya o como empezar a cuidarse

10 de abril de 2021

Con la operación bikini recién empezada, o a puntito de ponernos a ello, seguro que necesitamos una inspiración para no pensar solo en lechuga y acelgas. Y desde luego, si hablamos de bowls con verduras frescas, proteínas como las gambas, la ternera o el pollo acompañados de arroz, fideos o vermicelli, el ´esfuerzo´ se hace más liviano. 

Compartir en:

Suerte para l@s malagueñ@s que tienen a mano (o a clic de delivery) Pitaya Málaga, el exitoso concepto de cocina tailandesa que triunfa en Francia y otros rincones del mundo con su street food “como en Bangkok…”. Hace once años que Kadir Guclu abrió las puertas de su primer restaurante en Burdeos y su cocina no deja de enamorar ¡y evolucionar con su clientela! Pitaya es una invitación a viajar sin moverse del sitio, una inmersión cultural a través del paladar que se adapta perfectamente al ritmo de hoy en día: comida sana, rica, original, con sabores exóticos, ingredientes naturales y a buen precio.
 
Hablamos de platos coloridos, saludables, preparados al momento, en los que no hay que renunciar al sabor para cuidarse. Su exclusiva salsa PITAYA®, sus ricos marinados y sus irresistibles currys dan un punch a cada plato que los convierte en adictivos. Platos como el Chicken Ananas, con tiras de pollo, salsa agridulce, dados de piña, verduras y arroz blanco tailandés; el Bo Bun Thaï, una ensalada fresca de verduras crujientes, vermicelli de arroz, ternera marinada a la citronela servida tibia, salsa nuoc-mam de la casa y menta fresca; la Thaï Salad, ternera poco hecha marinada a la citronela, verduras , vinagreta tailandesa, cacahuetes y cebollas; o el Crevette garlic and pepper, que se hace con gambas salteadas, salsa de ajo y pimienta, tiras de tomate y pepino, y cebollino troceado acompañado de arroz, son solo una muestra de su deliciosa carta.
 
Quienes no coman carne pueden sustituir la proteína animal por la vegetal en algunos de los platos cambiándola por tofu y pidiendo la salsa PITAYA® vegana. Sus opciones, tan irresistibles como el resto, son: Sie Yai con tofu, fideos redondos udon, verduras crujientes, cebollino troceado y cebolla frita; Nua Kao con arroz salteado, verduras crujientes, cebolla frita y tofu; el clásico Pad Thaï con fideos de arroz planos, verduras crujientes, cebollino troceado, cacahuetes tostados, zumo de limón verde y sin gambas; o el Beef… bueno, Tofu Looc Thaï, con cebollas rojas, arroz tailandés al tomate, tomates y pepinos, además del ingrediente veggie estrella, claro. Por supuesto el Vegetarian Thaï siempre es una opción ideal que se hace solamente con verduras crujientes salteadas con una mezcla de salsa de soja y arroz blanco.

Y sí, está bien cuidarse… pero también podemos permitirnos un capricho, y para terminar bien la comida, además de sus ricos sorbetes hay compota de manzana, algún que otro pecado chocolateado y unas nuevas Cookies irresistibles: de chocolate con leche y banana; merengue de lima; chocolate blanco y matcha; o chocolate negro y coco. ¡Una locura!

Pitaya Málaga 
Compañía, 28. Málaga. 
Tel. 952 06 46 99

Pitaya (www.pitaya.es) es la primera red de franquicias de street food Thai en Francia, un referente con más de 75 restaurantes que han llegado también a Inglaterra, Luxemburgo, Bélgica, Suiza… y que además de en Málaga, pronto estará presente en más ciudades españolas. 
El precio medio de su carta es de 12 € y también se pueden pedir menús con bebida y postre del día. 
El horario habitual de Pitaya Málaga es de 13:00 a 23:30 h. pero ahora la sala y terraza se pueden usar hasta las 22:30 h. al igual que el delivery (con Uber Eats, Deliveroo, Just Eat o Glovo) y el take away. Su aforo completo es de 56 personas -32 en terraza- y por supuesto van limitando según normativa.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda