The Black Turtle abre casa en Madrid 

15 de mayo de 2021

The Black Turtle, la cadena de hamburguesería valenciana especializada en hamburguesas gourmet, aterriza en la capital española con su restaurante número 16 que abrirá sus puertas el próximo 14 de mayo en la zona de Las Tablas.

Compartir en:

Sin duda, este ha sido un año muy complicado para el sector de la hostelería y la crisis sanitaria ha hecho grandes estragos en él, no obstante, The Black Turtle, que abrió en 2012 su primer restaurante en Valencia, sigue manteniéndose fiel a su modelo de negocio y apuesta, con más fuerza que nunca, por su proceso de expansión con su servicio de franquicia. Con esta nueva apertura que supone su primer salto a Madrid, la cadena pretende seguir creciendo y seguir posicionándose como todo un referente de hamburguesas gourmet, donde sus recetas innovadoras son ya uno de los valores diferenciales más llamativos.
El nuevo restaurante, creará catorce puestos de trabajo y cuenta con un total de 270 metros cuadrados en interior, además de un espacio de terraza de 120m2, y una capacidad total de 160 personas entre ambos espacios. Su estética se mantiene fiel a la imagen de la marca, con un estilo industrial, con música indie-rock como banda sonora, que traslada a sus clientes al Soho de una gran ciudad con un servicio atendido en mesa.

El pasado mes de abril, The Black Turtle abría también su primer restaurante en la comunidad de Murcia y el último, hasta el momento, en la ciudad de Valencia, a los que se suman otros 13 que tienen repartidos por varios puntos de las provincias de Valencia y Alicante y ahora, también el de Madrid. Tal y como indica Pérez, CEO de The Black Turtle, el objetivo del grupo es continuar creciendo, expandiendo la marca en nuevas ciudades. “Además, de cara al segundo semestre de 2021, tenemos previsto nuevas aperturas en la comunidad de Madrid que desvelaremos en cuanto podamos”, añade.
Sin duda, uno de los valores diferenciales de la marca es la calidad de su oferta gastronómica, basada en recetas que se elaboran de forma artesanal en cada uno de los restaurantes, a base  de materias primas de primera calidad, productos frescos, y apostando por un modelo de negocio de proximidad.  

Además, cabe destacar el gran compromiso de The Black Turtle con el medioambiente con el claro objetivo de contribuir al cuidado del planeta y convertirse en una empresa sostenible. Por ello, el grupo también ha implementado un programa de eficiencia energética para paliar la huella de CO2 y ha eliminado todos los plásticos de cada uno de sus locales, sustituyéndolos por materiales reciclados y reciclables: desde las pajitas para las bebidas, pasando por los manteles individuales de los restaurantes que ahora son de papel 100% orgánico hasta los packagings del take away.
 
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda