La idea de adornar la entrada del local sorprende a muchos viandantes

Esto parece iniciar un ligero despegue, el Mercado resucita

19 de junio de 2021

Los locales de la Gran Via madrileña son quizá el mejor termómetro de la temperatura del sector turístico-gastronomico de una ciudad como Madrid que ha hecho de la gastronomía una de sus banderas para atraer a millones de turistas desde los tiempos de Chicote. Así que si uno quiere saber como va este lio, no tiene mas que pasarse por esa gran calle y visitar alguno de los locales y simplemente observar durante un rato y sacar sus conclusiones.

Compartir en:

En ese ambiente se aprecian bastante detalles que apuntan a una lenta pero firme recuperación de la actividad no sin ciertos matices importantes a tener en cuenta, por los que se dedican a esta actividad. En primer lugar, el famoso menú del dia que consumían miles de trabajadores continua sin arrancar. Y de momento parece difícil que ese segmento renazca, entre otras cosas por el teletrabajo, del que tanto se habla y del que muchos trabajadores se quejan porque trabajan mas de la cuenta y que a los restauradores les trae de cabeza porque una buena parte de su facturación estaba en ese nicho de mercado.

Es decir, el cambio de forma de trabajar está incidiendo en el modo de consumir y eso en la Gran Via, núcleo laboral importante se nota. Y ese mismo cambio de costumbres esta produciendo un nuevo modo de salir, que en esta zona de Madrid, a diferencia, por ejemplo de la zona de Ponzano  que los odia, recibe encantado a una población mas joven que en principio va a tomar la copa y luego amplia su estancia con tapas, pincho y cenas. De hecho, las cifras de cenas, esta empezando a crecer en todos estos locales y mas conforme la hora de queda y de cierre está recuperando la normalidad.

Y  para ese público el chef Carpio prepara una serie de platos a un precio “cómodo” pare esta nueva generación de clientes en los que se entremezclan los platos tradicionales que todos conocemos  y que por tanto a los jóvenes y alguna que otra creación con productos tradicionales. pero tratados y cuidados de tal manera que parecen nuevas ofertas gastronómicas que eso si cundo las pruebas resultan deliciosas. 

Ejemplos de esta cocina es una ensaladilla rusa  que se presenta de forma y manera que pareces estar en un restaurante exclusivo o una alcachofa, plato estrella del Mercado, con una salsa Romesco  difícil de superar. Y no te puedes olvidar de unas albóndigas con patatas fritas que no se las salta un torero o un excelso carpacco de gamba.  Sin poder dejar al margen los calamares  en su tinta y algún que otro plato de cuchara que cambia a diario.

Con esa oferta. lo que es recomendable es disfrutar, -ahora que ya se puede salir y charlar con al menos cuatro amigos-  de  una agradable compañía, charlar y recuperar amistades y ratos perdidos durante mucho tiempo, recordando las anécdotas  y las dificultades vividas y recuperando ese tiempo de escasa libertad, como en este caso hicimos unos viejos amigos después de años de no vernos.  Es decir, es el tiempo de recuperar espacios entrañablemente madrileños y disfrutar de una gran comida.

El Mercado de la Reina 
Gran Vía, 12,  Madrid ·
915 213 198

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda