La formula Kraken Bowl aterriza en la capital

17 de julio de 2021

Kraken Bowl acaba de llegar a Madrid y funciona en formato delivery y take away para lograr que quien tiene poco tiempo, quien busca algo diferente, los enamorados del fast food aburridos de lo de siempre y sobre todo, quienes quieran comer sano, sabroso y con ingredientes de calidad, "liberen al kraken" que hay en ellos. 

Compartir en:

Un formato adaptado al momento, pero con gran bagaje y aprendizaje previo, ya que detrás del proyecto están Sebastián Herrera y Daniel Semprun, dos chefs con una dilatada experiencia -en restaurantes internacionales de prestigio y también en consultoría gastronómica- y raíces franco venezolanas que han unido lo mejor de sus orígenes y vivencias. Junto a ellos, Andrea Torres, con vocación foodie y más de 15 años trabajando en el mundo corporativo y del marketing. Entre los tres han creado un concepto fresco, desenfadado de comida gourmet en formato bowl que según su filosofía ofrece: energía, sabor y ‘orgasmos gastronómicos.’ Habrá que probarlos, ¿no?
Texturas, ingredientes y colores latinos se fusionan con la técnica francesa, la base y los sabores mediterráneos en un recipiente cómodo y práctico para llevar y en dos tamaños. No son pokes, no son ensaladas… es mucho más. Son platos completos, variados y saludables que gustan a todos porque los hay veggies o con proteína animal variadita, -de mar y de tierra- para alternar y no cansarse. Su carta tiene 3 secciones y en cada pedido no debería faltar al menos uno de cada. En los entrantes hay Hummus de lentejas coral al curry, servido con chips de maíz, un divertido Fish cake salsa panda, o lo que es lo mismo, tortitas de pescado -salmón y atún- con salsa agridulce, y unos palitos adictivos como son los Polenta sticks, que se dipean en crema de queso ahumado. 

Entre los principales, para los amantes de lo ‘green’ está el Veggie Bowl, con base de quinoa, falafel de garbanzo y lentejas, una salsa raita que le da un puntazo exquisito y ceviche de legumbres; el rey de la casa -y de los mares- se llama Kraken bowl, y cómo no, lleva pulpo, la base es de quinoa roja, y también tiene calamares con marinada anticuchera, calabacín, lechuga y cebolla frita. El Tuna bowl lo hacen con base de arroz negro, salsa ponzu dulce, piña, edamame, pepino y anacardo… ¡irresistible! Su primo el Salmon bowl usa el mismo cereal de base pero con salsa sriracha naranja y verduras frescas. Llegan las opciones carnívoras: Beef tataki bowl es de arroz bomba y la ternera tiene salsa curry ahumada, ceviche de legumbres, lechuga y cebolla. 

El plato que más sabor latino respira es sin duda el Anticuchero chicken bowl, cuyo ingrediente principal, el pollo, va marinado y bañado con esta alegre salsa peruana y acompañado de lombarda y maíz grillado en aceite verde. Ah, y también se pueden hacer bowls a medida combinando ingredientes en su Kraken Chef. Postres hay 3… ¡pero para pedírselos todos! El Zucchini bread es una tarta de calabacín especiada, el Blondie, un brownie de chocolate blanco y la Panna Cotta tropical con mango, un imprescindible para los fans de acabar con algo más fresquito. ¿Queréis líquido? Pues también tienen dos ricas infusiones caseras de té negro con cítricos.
 
Kraken bowl es un proyecto divertido, ‘amigable’, desenfadado, descarado y con ganas de crecer, cuya aspiración es dejar con #krakenface y contagiar el #krakenmood, de momento, a todo Madrid. Daniel Semprun lleva más de 25 años cocinando y más de 16 creando conceptos gastronómicos y asesorando restaurantes con estrella Michelin entre París, Madrid y Colombia, además de ejercer de chef privado en yates. Sebastian Herrera también tiene bagaje en cocinas flotantes de lujo y en estrellas Michelin parisinas, y lleva desde 2012 sumando experiencias por el mundo y conociendo gente tan interesante como Daniel y Andrea con los que finalmente decidió embarcarse para entre todos, ‘domar’ al Kraken… 

El precio medio de su oferta, si se pide un plato de cada apartado, ronda los 20 € y tienen menú de la semana, con un bowl y una bebida por 12’90 €. Ofrecen dos tamaños por si se quiere tomar plato único (750 ml) o probar un par y compartir por ejemplo (500 ml); y la opción de convertirse en ‘Kraken chef’ y diseñar la comida a medida eligiendo el tamaño, la proteína, la base y los toppings. El horario, tanto para recogida en la Calle Araucaria, 19, como para pedir a domicilio, es de 13:00 a 16:00 horas los lunes y martes; de miércoles a viernes también en horario de tardes, de 20:00 a 23:00 h. y los sábados y domingos solo de tarde. Se puede encargar a través de su propia web (con un 20% de descuento en el primer pedido), en el teléfono 633 54 57 33 y también por el resto de plataformas de reparto.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda