Una pizza muy especial, para un dia señalado

El día de la pizza,  en Ôven Mozzarella

04 de septiembre de 2021

La pizza es, junto con la pasta, el plato de la gastronomía italiana más conocido a nivel mundial. De origen napolitano, esta mezcla de harina, tomate y queso es uno de los platos más consumidos de todo el mundo y presume de ser el único que cuenta con varios días en los que conmemoran sus distintas propuestas. 

Compartir en:

Mientras que el primero se celebra en febrero, englobando a todos los tipos de pizzas, es el 5 de septiembre cuando la pizza de queso tiene su día especial marcado en el calendario.
Así que, no quedaba mas remedio que investigar las nuevas pizzas,  a pesar de que las fechas no son las mas recomendables, por el inicio de la temporada y lo que eso supone de nuevas cartas, nuevas propuestas etc. para intentar que algún chef nos explicase como pensaban celebrar esta jornada y cuál era el secreto de su plato. Y hubo suerte, con Andrea, la chef del grupo con Fuego entre cuyos restaurantes se encuentra  Ôven Mozzarella, el  italiano de Grupo y que, además, para celebrar este Día Internacional de la Pizza de Queso, incluso ha diseñado una pizza especial una cuatro quesos muy especial, que por cierto esta buenísima.

Pero esa calidad nos se debe solo a los quesos seleccionados, sino a un conjunto de buen hacer que predomina en la cocina de Ôven: materia prima, cuidados en la elaboración, infraestructura adecuada, y cariño en la manipulación.
La elaboración de la masa es una de sus claves, puesto que esta pizza no es la tradicional napolitana, que por su grosor resulta, en muchos casos, incluso cansina. No la propuesta de Ôven está elaborada con una masa  mucho mas fina y ligera lo que la convierte en un bocado menos “potente” pero mucho mas agradable. Tras la masa, viene el tomate, y el tomate es el ingrediente secreto de esta pizza, y de todas las que la carta de Ôven propone, puesto que el tomate. Traído especialmente desde Italia, porque si no, no termina de fundirse bien con el queso, se elabora con una serie de hierbas que le dan ese paladar y ese aroma que las distingue de las de otros locales, y por esos permanece en secreto, aunque por ejemplo el romero y la albahaca están entre esas hierbas.

Evidentemente, el primer queso que recibe la masa es el tradicional provolone que le confiere a la pizza ese clásico aspecto de “chicle”, después vendrá el Gorgonzola, un queso muy famoso en nuestro país , elaborado con leche de vaca y natural del Piamonte. El tercer elemento de esta propuesta es el Grana Padano, que le confiere su peculiar sabor, para una vez horneada y para que se funda con el calor propio se le “riega” con unas lascas de parmigiano. El resultado es notable. Y en pocos minutos desaparece del plato.

Pero la oferta italiana del grupo no termina en este local de Gran Via 55. En este momento, esta en remodelación un local junto al Estadio Santiago Bernabéu en el que el protagonista será el mini bocadillo, una especie de pequeña tapa con acento italiano en su base a través  de la masa, así que en pocos meses habrá que investigar este nuevo Ôven ligado al futbol madrileño.

OVEN
Gran Via, 55

Compartir en:

Crónica económica te recomienda