Nait, trata de resucitar y recuperar ,la clientela

18 de febrero de 2022

Compartir en:

En medio de aquel ambiente golfo, al que enseguida se aficionaron personajes de la farándula de la época (artistas, cineastas, músicos, etc.), nació en 1968 un restaurante que desde 1974 funciona con su nombre actual, Knight ‘n’ Squire (caballero y escudero), La Casa de la Hamburguesa, la primera hamburguesería de Madrid.

Desde entonces, la inconfundible sala de ‘El Nait’ –como se conoce entre su fiel clientela– es un pedacito de historia viva de la restauración de la capital, por la que han pasado generaciones de clientes. Sus paredes están repletas de fotos, discos de vinilo y carteles cinematográficos auténticos, además de objetos antiguos de lo más variopinto, adquiridos en mercadillos de todo el mundo –entre ellos, una Harley Davidson de la Segunda Guerra Mundial que se utilizó en el rodaje de La Batalla de Inglaterra–. Una atmósfera de sabor americano, canalla y singular, que envuelve desde hace décadas los encuentros de profesionales de la industria del cine y de la música, mezclados con los vecinos del barrio de Chamartín; muchos de ellos, de hecho, han participado de la decoración del espacio aportando sus autógrafos en sus visitas, dejando constancia de que pasaron por aquí. La pasión por la cerveza también está representada con una colección de botellas y latas traídas de diferentes países que convierte el restaurante en un pequeño museo consagrado a esta bebida. Una decoración única para disfrute de coleccionistas y nostálgicos.

El Nait sigue sumando capítulos a su historia, como uno de esos lugares carismáticos y muy queridos que no pueden perderse. Aunque se mantiene fiel a su ubicación y a su esencia, ha actualizado la carta. Esta arranca con entrantes para compartir, como los nachos con queso y pico de gallo casero (acompañados de guacamole o de salsa texana de chili con carne), las quesadillas, las buffalo wings, las croquetas o la ensaladilla rusa. Desde sus inicios, los protagonistas son los perritos calientes gigantes con cebolla crujiente y las hamburguesas, clásicas, sencillas y con la mejor relación calidad-precio.


Todas las burgers van acompañadas con patatas fritas y ensalada coleslaw. Entre las más famosas, la Classic (carne, lechuga, tomate y cebolla), la Baconburguesa (ídem más beicon), la Chorizoburguesa (más chorizo) o la Diablo (con beicon, jalapeño y doble de queso). En esta nueva etapa, además, se han sumado variedades más viajeras, como la Thai (con cebolla morada encurtida en lima, mix de hierbas frescas y mayonesa de chiles tailandeses), la Ibérica (carne mechada de cerdo ibérico, queso de tetilla, hoja de roble, cebolla a la plancha y salsa secreta) o la Crispy chicken (pollo empanado en corn flakes, lechuga, tomate, cebolla morada y salsa picante). Cuenta además con una breve selección de carnes de El Encinar: rib eye de novilla, solomillo o tomahauk de vaca de 15 años (de 1,3 kg) y costillas de cerdo ibérico cocinadas a baja temperatura con salsa Jack Daniels de barbacoa, hierbas y jarabe de arce. El broche dulce lo ponen los postres, que incluyen diferentes opciones de tartas y, entre otros, el clásico brownie de chocolate con nueces y helado de vainilla. Para beber, cerca de 60 cervezas del mundo, entre marcas nacionales y de importación, de botella y de grifo, incluyendo cervezas de abadía, etiquetas gran reserva, americanas, alemanas, irlandesas y británicas, etc.

KNIGHT ‘N’ SQUIRE - LA CASA DE LA HAMBURGUESA
Félix Bólix, 9. Madrid.
Teléfono: 91 345 01 54
Horario: De lunes a domingos, de 12:00 h a 01:00 h.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda