VILLA VERBENA: arranca la temporada de cenas primaverales

23 de abril de 2022

La terraza de Villa Verbena, ubicada en la misma orilla del lago de la Casa de Campo de Madrid da la bienvenida a los días más largos y al agradable calorcito que –por fin– han llegado a la capital. Para celebrar su estación favorita, propone unas mágicas cenas de primavera en su hermoso cenador de madera y cristal junto al lago.

Compartir en:

En abril, de jueves a sábado (de 20.00 a 23.00 h), se ofrecerá un menú degustación especialmente diseñado para la ocasión (42 € por persona, bebidas no incluidas), formado por seis platos: coliflor libanesa con kale, yogur y cítricos; puerro a la brasa con mole de pimientos; menestra de verduras de estación; puntalette con verduras y algas; bacalao skrei con pencas y taco de vaca con coliflor y setas. Una ocasión única de la que podrán disfrutar solo 70 personas.
Villa Verbena es un exitoso proyecto resultado de la unión entre el grupo TriCiclo (Javier Mayor, Javier Goya y David Alfonso) y los impulsores del hostel The Hat (Alfonso López e Ignacio García). Su cocina de mercado de calidad, una cuidada puesta en escena y un ambiente agradable y versátil la han convertido en una dirección ineludible para los planes al aire libre, ya sea en pareja, en familia o con amigos. Rodeado de un entorno verde y tranquilo, la revitalizada Casa de Campo, y con un amplio horario de apertura, la terraza es ideal para el desayuno, el aperitivo, el almuerzo y, a partir de ahora, las cenas. En abril, se celebrarán de jueves a sábado y estará disponible este menú especial; los días en los que se sirvan cenas se irán ampliando a medida que avance la estación y los días sean más cálidos.

Su cenador acristalado, un espacio acogedor y amplio –tiene capacidad para 100 personas–, está decorado con sencillez y perfectamente integrado en el entorno; proyectado por el estudio Arvo Arquitectura de Juan y construido con un cerramiento de madera natural, no desentona con la idílica Casa de Campo, declarada Bien de Interés Cultural como Sitio Histórico de la capital. En total, entre la terraza al aire libre y el cenador, Villa Verbena ofrece 600 m2 con unas preciosas vistas al lago y al skyline capitalino, con el Palacio Real, la catedral de La Almudena o el edificio España como telón de fondo.

La carta de Villa Verbena se basa en el mejor producto de temporada tratado con sencillez y en clave contemporánea, que se va renovando según mercado. Además, casi todos los platos son aptos para compartirse y pueden pedirse también en media ración. Entre las sugerencias más apetecibles para la noche, se encuentran las ostras normandas núm. 2 (al natural o aliñadas con salsa ponzu); las anchoas de Santoña acompañadas de tostas de pan con tomate y la ensaladilla con escabeche casero de bonito fresco. A continuación, unas alcachofas con salsa de foie, un pulpo gallego a la brasa o los fresquísimos pescados del día a la brasa, como la lubina salvaje, el bacalao o el rapito de barriga negra (este para dos personas), con la garantía de Pescaderías Coruñesas. Se pueden completar con guarnición de lechuga, pimientos asados caseros o patatas fritas, al igual que las carnes de Discarlux (lomo de vaca, chuleta y tuétano). Entre los postres, hay fresón de Aranjuez con naranja y, para los más golosos, tarta de queso con un toque de queso azul.

VILLA VERBENA
Paseo de María Teresa, 3. Madrid.
Teléfono: 91 999 30 14
Precio medio: desde 25 € (picoteo); 30-35 € comidas y cenas en mesa alta; 40-45 € en mesa con mantel
Menú degustación en abril: jueves, viernes y sábados, de 20.00 a 23.00 h, 42 € (sin bebidas)
Página web: www.villaverbenamadrid.com

 

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda