La carta de Mories se renueva

13 de febrero de 2022

En el corazón de Madrid, justo detrás del famoso Mercado de San Miguel, se encuentra Casa Mories que abrió sus puertas hace poco más de 4 meses y ya se ha hecho un pequeño hueco entre la clientela del barrio cuenta con un buen número de incondicionales gracias a su cocina tradicional con platos reconocibles y una buena materia prima.

Compartir en:

Quizá por eso, su chef Beltrán Alonso, acaba de ampliar la carta y propone saborearla con un picoteo lleno de finger food, platos de quitarse el sombrero o a través de un menú degustación.
Primera parada, la barra. En esta zona de mesas altas y grandes ventanales, donde se conservan los azulejos de Talavera de la Reina del antiguo local, se pueden pedir más de una veintena de platos para comer ‘de un bocado o dos’ como indica la carta, con recetas tan irresistibles como el Steak tartar de vaca vieja madurada sobre pan de brioche, anchoa 00 y patata frita, la Cuchara de tartar de atún rojo y caviar iraní o las siempre apetecibles croquetas -sí, están muy buenas…-. También los hay ideales para compartir, como la Ensaladilla rusa Casa Mories con tartar de carabinero y caviar -sirven otra tradicional con ventresca- o los Huevos rotos a baja temperatura con tartar de gamba roja al ajillo, sin olvidar el must de las comandas: la Tortilla de patata al momento poco hecha con trufa negra y huevos de corral. De cuchillo y tenedor es el Solomillo de jabalí con espuma de castañas, perfecto si lo que buscamos es algo más contundente que un pica pica o tomar el aperitivo, y además de jueves a domingo puede ser a deshora porque la cocina abre ininterrumpidamente.

Para almuerzos o cenas más distendidos, nos sentamos en sus dos coloridos salones Uno ubicado en la parte inferior -que se convierte en un perfecto reservado- y otro en la superior, y en ambos se sirven las delicias anteriores, junto a nuevos platos a los que es difícil resistirse. Entre sus guisos y estofados destacan el Canelón de faisán con bechamel ligera y trufa, el Rulo de gallina en pepitoria y los Callos madrileños con huevo frito de corral. Por la sección de pescados y mariscos desfilan Langostinos de Sanlúcar en tempura con alioli de plancton, zamburiñas, chipirón, pulpo o Sapito gallego a la parrilla con bilbaína. Los carnívoros no podrán quitar la vista de la chuleta de vaca madurada 70-90 días… Y claramente, este homenaje hay que acabarlo con un dulce, porque ¡ojo a las tartas de Beltrán! Las últimas en llegar, la Tarta cremosa de dulce de leche y la de chocolate cremoso.

Ante tantas posibilidades, nada mejor que probar con una ‘Experiencia Casa Mories’, 7 pasos más postre de un menú degustación que recorre lo mejor de la carta y que siempre tiene alguna sorpresa, por 50 € persona. Cualquiera de estas minutas merece ser acompañada de su selección de vinos y champagnes, con referencias para todos los gustos y bolsillos y también auténticas joyas.

Casa Mories

Plaza de San Miguel, 5.
Madrid. 91 366 60 00
www.casamories.es
Abre los siete días de la semana, de lunes a miércoles de 12:30 a 16:30 h. y de 20:00 a 00:30 horas, y de jueves a domingo, la barra -con su picoteo incluido- abre ininterrumpidamente de 12:30 a 01:00 h. Es perfecto para alargar las sobremesas o comenzar la tarde-noche con buen sabor de boca. Tiene capacidad para 15 personas en la zona de barra, donde el precio medio es de 25 €; y entre los dos salones puede acoger 45 comensales, aquí el ticket ronda los 60 €. Para encuentros más especiales, hay un privado para 8 personas junto a la cocina.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda