Historia

California y España (2)

1769: La colonización de la Alta California

El religioso nacido en Mallorca Fray Junípero Serra, junto con otros españoles como el catalán Gaspar de Portolá, comenzaron la colonización de la Alta California, actual costa Oeste de los Estados Unidos de América, denominado Alta California por los españoles. Aunque sus costas eran navegadas desde el siglo XVI, no fue hasta el siglo XVIII en que España decidió poblar esas tierras.

por Gonzalo Fernández de Navarrete González Valerio

California y España (1)

California, tierra española

Otro de los territorios olvidados, dónde la huella de España está siendo mancillada políticamente por la incultura dominante en el mundo, es California. La antigua "Alta California" pertenece a Estados Unidos en la actualidad y la parte sur denominada "Baja California" es administrada por México.

por Gonzalo Fernández de Navarrete González Valerio

Historia de los apellidos (3)

Los apellidos de las mujeres en España

En la historia ha habido oscilaciones en el reconocimiento de las mujeres a través de sus apellidos. En muchos países anglosajones y también en Francia se elimina la personalidad de la mujer, erradicando sus apellidos por el matrimonio, y privando a sus descendientes de los mismos todavía en pleno siglo XXI. En cambio España y en los países iberoamericanos el sistema legal influido por el Imperio Romano permite el mantenimiento y la transmisión de los apellidos de las mujeres.

por Gonzalo Fernández de Navarrete González Valerio

Historia de los Apellidos (2)

El apellido patronímico: el nombre del padre

En la Edad Media, tras las previas huellas romanas y visigodas, comienza a configurarse la estructura de los apellidos que luego se aplicará en la España. José Godoy Alcántara en 1871 su obra "Ensayo histórico etimológico filológico sobre los apellidos castellanos" que recibió el premio de Real Academia Española, explica de forma sintética la función esencial del apellido paterno en esa fase de la historia de los reino peninsulares españoles.

por Gonzalo Fernández de Navarrete González Valerio