Las Catas de Crónicaeconómica

Un gran burdeos,... ¡español!

Se trata de un monovarietal de Cabernet Sauvignon, de finca. La primera añada de Mas La Plana que apareció en el mercado fue la de 1970. Y empezó bien, porque esa añada triunfó en las Olimpiadas del Vino de París, compitiendo con los más famosos vinos del mundo.

por Redacción Ocio

Con vocación de excelencia: Vega Sicilia Único 1979

"Patriarca y precursor de un linaje de vinos excepcionales, forjados a lo largo del tiempo, cuya perdurabilidad les distingue y otorga un carácter especial. Con un estilo inimitable, firme y sólido ha sido capaz de conformar un gusto único y atemporal. Un icono de prestigio mundial que con esfuerzo, constancia y discreción ha labrado la historia de un mito lleno de verdad". Lo dicen ellos,... y estoy de acuerdo.

por Redacción Ocio

Château Haut-Brion 1983.

Se trata de un Premier Grand Cru Classe, Graves AC. Burdeos. Un vino mítico, de los más prestigiosos de Burdeos, pero de una añada difícil. Tomado, como corresponde, a 30 años de la cosecha. ¿Qué nos encontramos?

por Redacción Ocio

Un Toro muy Toro: le falta finura.

Grandes vinos en Toro, finos, hay pocos, muy pocos. Sobran los dedos de una mano para contarlos. Los mejores vinos actuales de Toro se caracterizan: 1) por su potencia frutal excesiva, tanto en nariz como en boca; 2) por ser vinos golosos, cálidos y densos; 3) por su falta de finura. Si aceptamos esto, Campo Eliseo es un Toro arquetípico.

por Redacción Ocio

Un Ribera con pretensiones que no da la talla.

Se ve que en la Bodega quieren hacer las cosas bien, pero no acaban de atinar. Este vino cae en los defectos tan frecuentes en los Riberas: desequilibrio, exceso de lácticos y notas de fresa, madera cara y nueva (¡la temida y horrible "sopa de roble"!), exceso de extracción,... y precio alto.

por Redacción Ocio

Un fracaso del Equipo Navazos.

O "De cómo cargarse una estupenda manzanilla pasada". Este vino procede de Sanlúcar, pero no tiene DO, por ser una rareza. Se trata de un vino base, que es una fenomenal manzanilla, pasada (crianza biológica o bajo flor), sin encabezar (sin añadirle alcohol), que se remata –nunca mejor dicho- con crianza oxidativa (en barricas bordelesas). ¿Resultado? Para llorar.

por Redacción Ocio