Opinión

El caos a la vuelta de la esquina

La situación es tal que en cualquier momento, una imple cerilla puede convertir la convivencia de los españoles en un polvorín en llamas en el que las explosiones sean ya incontrolables y nadie sepa como poner freno a la rodada hacia el abismo económico del que no costara salir años de sacrificios y penuria.

Alfonso Vidal

Los sindicatos, otra vez mal y tarde

La noticia además de lamentable no deja de resultar claramente jocosa, pero que a estas alturas de la pelea - con la calles tomadas por todo tipo de organizaciones que nada tiene que ver con ellos, que los han abandonado por inútiles – que los sindicatos anuncien que se van a manifestar es lo ultimo que cualquier persona se podría esperar.

Alfonso Vidal

Seguimos a la cola de Occidente

La situación de España entro del concierto de naciones del mundo occidental o de las democracias que de una u otra manera lideran o participan en el llamado gobierno de las naciones es, por decirlo con cariño, penosa, equivalente a un cero a la izquierda. Lo mas que se nos permite es obedecer las sugerencias que nos son trasmitidas.

Crónica Económica

Deshacerse de Podemos o morir electoralmente

El desplome electoral de Sánchez que la nueva fórmula Tezanos trata de ocultar ha hecho saltar las alarmas y en La Moncloa no duermen para frenar la sangría de votos que la errática gestión político-económica esta provocando entre socialista y afines y el tema saharaui es la primera manifestación de un nuevo modo de operar en busca de la solución.

Alfonso Vidal

Una portavoz, perfectamente prescindible

Para ser ministro del Reino de España no debería de basta con ser una niña mas o meno mona , afiliada a un partido desde jovencita y que ha hecho méritos en una carrera política de provincias obedeciendo ciegamente las consignas emitida desde la central del partido, sea este de derechas o de izquierdas. Porque al hacerlo así, nos pasa lo que no pasa que aquí vivimos en un continuo naufragio y fuera, allende lo Pirineos como se decía antes, somo un cero a la izquierda.

Alfonso Vidal