La facturación del seguro remonta, pero no alcanza su nivel prepandémico

20 de octubre de 2021

Los ingresos de las aseguradoras por primas a cierre de septiembre se situaron en 44.890 millones de euros, un 4,10% más que un año atrás. Sin embargo, si la comparación se realiza con los primeros nueve meses de 2019, el negocio es todavía un 7,39% menor.

Compartir en:

El seguro da, por lo tanto, señales de recuperación tras la irrupción de la pandemia de la COVID-19 en España y las medidas adoptadas para contenerla, pero todavía no ha cubierto todo el terreno perdido.
De los ingresos logrados hasta el tercer trimestre, 28.423 millones de euros correspondieron al ramo de no vida y los 16.466 millones restantes al de vida, según muestran los datos provisionales recabados por Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras (ICEA). Los ramos de multirriesgo y salud, así como los ligados a la actividad empresarial, son los que muestran un mayor dinamismo.

La facturación del negocio de vida, reflejada en los ingresos por primas, aumenta un 5,74% en términos interanuales. Si se compara con los datos de 2019, en cambio, apunta una caída del 21,77%. El volumen del ahorro gestionado a través de seguros se mantiene estable de un año para otro. Las provisiones técnicas se situaron en 193.195 millones de euros al acabar el pasado septiembre, una cifra muy parecida a la registrada 12 meses atrás.

La facturación del ramo de no vida se ha mantenido en positivo. Anota un repunte interanual del 3,17% si se compara con septiembre de 2020, y del 3,66% frente a ese mismo mes en 2019. En los últimos 12 meses, los seguros que protegen inmuebles han crecido un 5,19%, hasta los 6.016 millones. Los de salud repuntan otro 5,04% interanual, hasta los 7.370 millones. Los seguros diversos aportaron 6.781 millones de euros por su parte. Esta categoría, que agrupa protecciones ligadas a la actividad empresarial, aumenta un 4,54% en el último año y es fiel reflejo de la gradual recuperación económica. Aparece en las tablas de esta nota de prensa bajo el término “resto no vida”.

La situación de los seguros del automóvil es distinta. Cerraron los nueve primeros meses del año en curso con unos ingresos de 8.257 millones de euros. Esta magnitud es un 0,87% más baja que la registrada al acabar el tercer trimestre de 2020, y un 2,99% menor que el mismo dato de 2019.

 

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda