Crédito y Caución prevé un aumento del 26% en las insolvencias 

06 de abril de 2021

A pesar de la profunda recesión provocada por la pandemia del Covid-19, en 2020 no se produjo el previsible aumento de las insolvencias globales. 

Compartir en:

A nivel mundial, el número de quiebras se redujo un 14% en 2020, con sensibles caídas en algunas de las economías europeas de mayor tamaño como España (-14%), Alemania (-17%), Francia (-40%) o Reino Unido (-27%). Turquía e Irlanda fueron los dos únicos países de nuestro entorno en los que las quiebras aumentaron en 2020. En Turquía, las empresas se enfrentaron a condiciones de financiación más estrictas y a un apoyo gubernamental limitado. En Irlanda, el aumento apenas alcanzó el 1%.

Dos factores pueden explicar la sorprendente tendencia de disminución de las insolvencias. En primer lugar, muchos países introdujeron cambios en su legislación para proteger a las empresas de la quiebra. En segundo lugar, los gobiernos de todo el mundo han adoptado medidas de estímulo fiscal para contrarrestar los efectos económicos adversos de la pandemia y apoyar, en particular, a las pequeñas empresas.

A pesar del despliegue de las vacunas y de la evolución positiva del crecimiento, Crédito y Caución prevé un aumento del 26% de las quiebras a nivel mundial en 2021. Se espera un incremento en las principales regiones y países, excepto en Turquía, donde las insolvencias ya crecieron en 2020. Los mayores aumentos se esperan en Australia, Francia y Singapur.
Estas previsiones se basan, principalmente, en las expectativas de eliminación gradual de las medidas locales de apoyo fiscal y en la reapertura de los tribunales y procedimientos de quiebra. En consecuencia, muchas empresas que fueron rescatadas el pasado año por las medidas mencionadas, probablemente se declararán en quiebra en 2021. Los países con el mayor aumento previsto de las insolvencias en términos porcentuales este año son, con toda probabilidad, los que tuvieron insolvencias inusualmente bajas en 2020. 
Se espera que los niveles de concursalidad en casi todos los países examinados -excepto en Alemania, Grecia, Nueva Zelanda y Rumanía- sean más altos a finales de 2021 que antes del estallido de la pandemia de Covid-19. España y los Países Bajos se encuentran entre los países en los que se prevé un mayor aumento de las quiebras, tomando en conjunto las previsiones de 2020 y 2021. Esto se debe a una reacción relativamente fuerte de las quiebras a las fluctuaciones del PIB tradicionalmente observadas en estos países. 

"Se espera que tres vectores configuren el desarrollo de las insolvencias mundiales en 2021: la intensidad y amplitud del crecimiento económico de este año, la eliminación gradual de los estímulos gubernamentales y otros planes de apoyo, y los cambios temporales en la legislación sobre quiebras, que redujeron o simplemente retrasaron las presentaciones. Su impacto combinado influirá en gran medida en las cifras reales de insolvencia y en el riesgo de crédito comercial en 2021 y 2022", explicó el economista senior de Atradius, Theo Smid.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda