Nuevo informe Mapfre sobre pensiiones

20 de abril de 2021

En nuestro informe de referencia de 2017, Sistemas de pensiones: una evaluación internacional comparativa, se planteaba cómo las sociedades en diferentes partes del planeta han venido evidenciando un patrón demográfico que tiende a converger en el aumento de la esperanza de vida, y en la reducción de las tasas de fertilidad y mortalidad, señala la aseguradora en su ultimo informe sectorial.

Compartir en:

Este patrón ha producido importantes  alteraciones en las pirámides poblacionales, en la estructura del mercado laboral y el crecimiento  de los salarios, y en la configuración misma de la organización social. A pesar de que esta es una  tendencia que cruza de forma transversal la vida social, un aspecto al que afecta de manera  particular es el de los sistemas de pensiones de jubilación.
Adicionalmente, a las presiones asociadas a los fenómenos poblacionales se suman otros factores  que contribuyen a hacer más apremiante la atención de la sostenibilidad de largo plazo de los  sistemas de pensiones, como son: la moderación del ritmo de la actividad económica provocada  tanto por las crisis económicas previas como por la producida por la pandemia del Covid-19, el  persistente entorno de bajos tipos de interés que ahora prácticamente se ha generalizado en el  mundo, y el aumento de los niveles de endeudamiento público que ha elevado el grado de  vulnerabilidad de las finanzas de muchos gobiernos y, con esta, ha puesto mayor presión sobre la  sostenibilidad financiera de largo plazo de los esquemas de pensiones. El resultado de la interacción  de este grupo de factores ha sido una tendencia al deterioro de los fundamentos técnicos y  financieros de muchos sistemas de pensiones, respecto de los cuales, bajo sus parámetros actuales,  puede ponerse en duda su sostenibilidad de medio y largo plazo.

En ese contexto, este informe tiene como principal objetivo identificar, a partir de la experiencia  internacional, aquellos elementos de política pública que, teniendo siempre en cuenta las  particularidades de cada país, pudieran considerarse dentro del conjunto de medidas orientadas a  reformar los sistemas de pensiones de jubilación y, en esa medida, dotarlos de sostenibilidad. Más  de un siglo después de que los primeros sistemas de pensiones vieron la luz, y luego de las que  quizás han sido las mayores transformaciones en la estructura económica y en la dinámica de la  población en la historia del mundo, se hace indispensable revaluarlos y rediseñarlos si se desea que  sigan siendo pieza clave en la infraestructura institucional que da cohesión a la convivencia en  nuestras sociedades.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda