16 M de españoles pagan en exceso por su seguro de vida

13 de julio de 2021

En los últimos años, los precios de los Seguros de Vida que ofrecen los bancos han sido de media un 80% más caros que los de las aseguradoras. Si bien los precios medios en las entidades financieras son de 446´86 euros anuales, los de las compañías en igualdad de coberturas no llegan a los 250 euros. 

Compartir en:

Esto puede suponer prácticamente 200€ menos para aquellas personas que han contratado la protección para su hipoteca de manera independiente.
Estos datos, extraídos del estudio realizado de forma conjunta por Inese y Global Actuarial, demuestran que la diferencia de precios es importante. Los datos tomados, corresponden al cierre del año 2020, donde se analiza a un total de 18 aseguradoras punteras en el sector de los Seguros de Vida como son Aegon, Asisa, Allianz, AXA o Santalucía. Del mismo modo, la muestra corresponde a datos de 7 bancos: Caixabank, Bankia, BBVA, Santander… Por su parte, los datos correspondientes a las primas de los seguros de vida riesgo cubrían fallecimiento e incapacidad permanente absoluta para personas de 35, 40, 45 y 50 años con capitales de entre 30.000 y 120.000 euros.

Esta brecha entre precios de compañías aseguradoras con respecto a los bancos se ha visto demostrada con dicho estudio y, además, durante 2020 lejos de disminuir, se ha incrementado. Y es que las primas de los bancos fueron un 7’6% más elevadas con respecto a 2019, mientras que de forma contrapuesta las compañías aseguradoras disminuyeron sus precios un 2’5%.
Esta situación claramente perjudicial para los usuarios se produce por el grado de vinculación que imponen las entidades en el momento de la contratación de una hipoteca. El cual aprovechan para imponer las condiciones en los productos asociados. Por lo general se ofrece a los clientes un tipo de interés más bajo a aquellos que aceptan los productos del banco y es ahí donde se origina el problema.

No obstante, los clientes tienen que saber que son libres de hacer el seguro de vida y el resto de productos vinculados por su cuenta, como se recoge en la ley hipotecaria. En la mayoría de las ocasiones, el sobrecoste de los productos supera el importe de la penalización que puede suponer el cambio. Por lo que es recomendable revisar las condiciones y analizar cada caso.
Además, tomando como referencia un estudio reciente realizado por Capgemini en el que se afirma que un 39% de españoles tiene intención de hacerse un Seguro de Vida en los próximos 3 a 6 meses. Un cambio de paradigma como consecuencia del Covid. 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda