¿Nacerá, finalmente, el fondo público de pensiones?

13 de julio de 2021

Tras una primera fase de trabajo centrada en las pensiones, Escrivá centra sus esfuerzos en desarrollar el nuevo fondo público de pensiones. Un instrumento masivo de ahorro para la jubilación que entrará a competir directamente con la oferta del sector privado y que el Gobierno aspira a introducir de forma generalizada en las empresas españolas, vía convenios colectivos, incluyendo desde grandes compañías a pymes.

Compartir en:

En los últimos 20 años, la rentabilidad media de los planes de empleo ha sido del 3,1%, mientras que en los individuales ha sido del 1,8%, según datos de Inverco. Tal vez la diferencia no parezca enorme pero, si alguien invirtió en un plan individual 10.000 euros el primer año y luego 2.400 euros cada año, habría acumulado 72.500 euros en un plan individual y 13.000 más en uno de empleo. La diferencia de rentabilidades tiene varias explicaciones (el volumen de los planes, la política de inversiones...) pero hay una evidente: las comisiones. De acuerdo con datos de la Dirección de Seguros y Fondos de Pensiones, los planes individuales aplican de media una comisión anual del 1,18%, mientras que los de empleo cobran un 0,23%.
A la espera de que se termine de definir, la patronal del seguro, Unespa, critica con dureza que el Gobierno haya rebajado con fuerza el atractivo fiscal de los planes individuales de empleo (rebajando de 8.000 a 2.000 euros la aportación anual que podía deducirse del IRPF) desde el 1 de enero de 2021 sin haber desarrollado aún la alternativa del plan de empleo (cuya deducción sube de 8.000 a 10.000 euros).

Aunque el Ejecutivo trabaja con el horizonte de tener en marcha el nuevo fondo público en 2022, la falta de avances hace temer al sector privado que su lanzamiento podría retrasarse de nuevo, alargando el periodo de bajo atractivo fiscal en el ahorro para la jubilación.
Comité de expertos
Otro de los grandes debates alrededor de este proyecto es cómo se articularía su gobernanza. Parece que el Ministerio quiere mantener el control del fondo, pero con la colaboración de patronal y sindicatos. De acuerdo con fuentes familiarizadas con el proyecto, Escrivá estaría dispuesto a crear un comité de expertos independientes que se encargarían de monitorizar la política de inversiones del fondo, velar por su prudencia y controlar que se ajusta al fin para el que será creado.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda