Fraternidad-Muprespa ingresa 1.164 M€

27 de julio de 2021

Espinosa de los Monteros, presidente y Aranda, director gerente de la Entidad, han presentado la cuenta de resultados correspondiente al ejercicio 2020 durante la Junta General de Mutualistas,. El ejercicio ha estado marcado por la pandemia del coronavirus y sus importantes complicaciones y repercusiones económicas.   

Compartir en:

Espinosa de los Monteros explicó que los ingresos de gestión ascendieron a 1.862 millones de euros, de los cuales 711 correspondieron a las cotizaciones por contingencias profesionales, 432 a los de contingencia común, 21 millones al cese de actividad de los trabajadores autónomos y los restantes a los ingresos extraordinarios percibidos de la Tesorería General de la Seguridad Social para hacer frente a las prestaciones económicas derivadas de la Covid-19.  A pesar del entorno de crisis sanitaria y económica, en 2020 Fraternidad-Muprespa ha vivido varios hechos relevantes; ha cerrado con éxito su III Plan Estratégico Corporativo 2018-2020, con un cumplimiento del 85% de sus objetivos y proyectos, sumado a tres importantes hitos: su innovador Plan de Evolución Digital, la alianza estratégica +compromiso y la consolidación del Hospital Fraternidad-Muprespa Habana como referente traumatológico.

Por su parte, Aranda puso en valor las distintas prestaciones económicas gestionadas por Fraternidad-Muprespa, especialmente la tramitación en tiempo record de las solicitudes de prestación extraordinaria para quienes tuvieron que cerrar sus negocios o vieron significativamente reducida su actividad. La Mutua abonó cerca de 309 millones de euros a las más de 123.000 solicitudes recibidas de estas prestaciones para autónomos. Lo ha conseguido gracias a una plantilla formada por 2.027 empleados, que dan cobertura a 1,4 millones de trabajadores de 117.965 empresas asociadas, con 206.130 trabajadores autónomos, unos 8.000 más que el año anterior. Asimismo la entidad ha abonado 129,5 millones de euros tras la gestión de 190 mil procesos por incapacidad temporal derivada de la Covid-19 (un 27% por contagio y otro 73% por aislamiento).

En lo que a la siniestralidad laboral se refiere, los accidentes de trabajo con baja alcanzaron la cifra de 35.614 procesos, un 27,6% menos que en 2019, lo que sitúa la incidencia en la cartera en un 24,39.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda