S&P´s destaca la fortaleza del modelo MAPFRE

27 de julio de 2021

La agencia de calificación de crédito Standard & Poor´s ha publicado su decisión de mantener la calificación crediticia (rating) de emisor de MAPFRE en "A-" con perspectiva estable, la de sus obligaciones simples en "A-" y la de sus obligaciones subordinadas en "BBB".

Compartir en:


Standard & Poor’s considera que el modelo de negocio de MAPFRE es “muy sólido”, ya que se beneficia de “una amplia diversificación geográfica y cuenta con posiciones de liderazgo en sus principales unidades de negocio”. Asimismo, el Grupo está “desarrollando con éxito su plan estratégico para mejorar la rentabilidad subyacente de negocios como Brasil y EE. UU”. “El tamaño y la diversificación de sus canales de distribución, el foco en el servicio al cliente y el intercambio exitoso de mejores prácticas dentro del Grupo sustentan sus posiciones de liderazgo”.

S&P’s destaca especialmente tres grandes fortalezas del Grupo: 1) Una marca internacional bien reconocida que ocupa posiciones de liderazgo en España y Latinoamérica, 2) una implementación efectiva de las medidas de transformación que está ejecutando la compañía para mejorar la rentabilidad, la diversificación y la competitividad del grupo, y 3) una gran fortaleza de capital frente a los requisitos de Solvencia II con volatilidad limitada.
Entre los riesgos que la entidad vislumbra sobre el negocio de MAPFRE, menciona las capacidades de distribución en el negocio español de seguros de vida como consecuencia de la pérdida de contratos de bancaseguros, una sensibilidad moderada a las fluctuaciones cambiarias, principalmente de operaciones en mercados emergentes, e incertidumbres geopolíticas y relacionadas con la pandemia en América Latina, principalmente Brasil.

El perfil financiero de la compañía merece igualmente la calificación de “sólido” por parte de S&P’s, mientras que considera que los niveles de liquidez son “excepcionales, dado el alto porcentaje de activos fácilmente realizables y los fuertes flujos de efectivo operativos”. “Esperamos que los sólidos beneficios continuarán respaldando los niveles de capital del Grupo, mientras financian el crecimiento orgánico e inorgánico y el pago de dividendos esperados de al menos el 50% de los ingresos netos”. La perspectiva de la agencia se basa en una expectativa de que los beneficios del Grupo MAPFRE “aumenten en 2021 a más de 1.000 millones de euros incluidos los socios minoritarios, y a más de 1.200 millones de euros en 2022”.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda