La morosidad afecta al 50% de las ventas a crédito en Asia

03 de agosto de 2021

El Barómetro de Prácticas de Pago de Asia difundido por Crédito y Caución - realizado en China, Hong Kong, Indonesia, Singapur, Taiwán y Emiratos Árabes Unidos durante el segundo trimestre de 2021, un año después de que la OMS declarara el Covid-19 como una pandemia mundial - muestra la magnitud del estrés empresarial mientras los expertos advierten de un posible empeoramiento.

Compartir en:

 
En concreto, el 50% de las ventas a crédito B2B que se producen en Asia están afectadas por la morosidad. Alrededor del 40% de las empresas que han participado en el estudio tienen una perspectiva negativa sobre la evolución de su periodo medio de cobro y el 25% expresa su preocupación por sus niveles de liquidez mientras la pandemia siga presente en Asia.
Un 40% del tejido empresarial asiático ha percibido un aumento de los niveles de morosidad de sus clientes B2B en el último año aunque la región, amplia y heterogénea, registra diferencias entre los distintos mercados. El 48% de las empresas asiáticas (máximo en Indonesia, 60%) ha adoptado medidas correctivas para reducir el impacto de los impagos en su negocio. Entre estas medidas, el 40% del tejido productivo (máximo en Emiratos Árabes Unidos, 47%) ha tenido que retrasar sus propios pagos a proveedores, transmitiendo el impacto de la morosidad a través de la cadena de valor. El 31% (máximo en Hong Kong, 37%) necesitó recurrir a la financiación externa adicional para hacer frente a sus pagos. Esto puede explicar por qué el 25% de las empresas asiáticas (máximo en Singapur, 32%) expresa su preocupación por mantener flujos de caja adecuados en los próximos meses. No obstante, el Barómetro de Prácticas de Pago también refleja la confianza de las empresas de la región en un repunte de las economías nacionales, ligada al ritmo de implantación de las vacunas en los distintos mercados para resolver la crisis pandémica. 

"El estudio anual del Barómetro de Prácticas de Pago toma la temperatura de los mercados de todo el mundo. Tendencias como el aumento interanual del periodo medio de cobro pueden ser una alerta temprana de que un segmento está bajo tensión. Aunque parece que la economía mundial se recuperará en 2021, siguen existiendo riesgos importantes. Es previsible que el reciente rebrote de los casos de Covid-19 en muchas zonas de Asia suponga una amenaza para la recuperación económica a corto plazo en esta región. Predecir la evolución futura de los entornos empresariales y comerciales en las principales economías de la región sigue siendo bastante difícil, aunque hay algunos factores positivos en las perspectivas de los próximos meses", explicó el CMO de Atradius, Andreas Tesch. "El sentimiento empresarial general optimista y la previsión de un mayor uso del crédito comercial muestran una fuerte confianza empresarial en la capacidad de la mayoría de los gobiernos para minimizar el impacto de la crisis pandémica en la economía. Dicho esto, no esperamos que las tendencias de retraso en los pagos se recuperen rápidamente y las preocupaciones de las empresas sobre un mayor deterioro del periodo medio de cobro siguen vigentes. Los procesos de gestión del crédito de las empresas se pondrán a prueba y aquellas que adopten un enfoque holístico y flexible estarán mejor posicionadas para atravesar este período incierto", explicó el Director General de Atradius para Asia, Eric den Boogert.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda