No protegemos nuestros aparatos

14 de febrero de 2021

Siete de cada diez españoles consideran que los dispositivos tecnológicos que han adquirido últimamente no necesitan protección. Así lo pone de manifiesto el último estudio de Panda Security "Hábitos de consumo digitales" en España que, por medio de una encuesta a 800 personas, ha constatado que la mayoría de la sociedad no es consciente de los riesgos que entraña Internet.

Compartir en:

Se trata de un dato preocupante. Sobre todo, si se tiene en cuenta que sólo el 25% de los encuestados cree que es importante contar con alguna medida de seguridad en alguno de sus dispositivos. Por tanto, podemos deducir que al menos el mismo número de personas cree que tampoco es necesaria un sistema que vele por la integridad de su identidad digital, de forma transversal a todos sus dispositivos.
“Es muy importante que la sociedad sea consciente de que asegurar un único aparato tecnológico no es suficiente, ya que estamos conectados a Internet 24 horas al día por medio de múltiples dispositivos. Por mucho que tengamos un antivirus en nuestro ordenador, si unos hackers consiguen vulnerar nuestra seguridad en nuestro smartwatch tendrán acceso a toda nuestra vida” advierte Lambert, Global Consumer Operations Manager de Panda Security.
El informe “Hábitos de consumo digitales” arroja otros datos alarmantes, como que el 30% de los encuestados considera que sus nuevos dispositivos electrónicos “no necesitan una capa extra de seguridad”. Unas cifras que se suman a la errónea creencia del 45% restante de los encuestados, que creen que sus aparatos “ya tienen la seguridad suficiente”.

Dicho de otro modo, solo uno de cada cuatro españoles respondió “sí” a la pregunta “¿Crees que tus nuevos dispositivos digitales necesitan ciber protección?. Ellas confían más en su seguridad digital que ellos
Otra de las realidades que desvela el estudio es que, en datos generales, las mujeres son menos conscientes de los riesgos que hay en Internet que los hombres. Tanto es así que, mientras que el 40% de “ellos” considera que no les hace falta ninguna capa de seguridad extra en sus dispositivos tecnológicos, el 60% de “ellas” cree innecesarias las medidas de ciberseguridad.

Independientemente del sexo de las personas, lo que está claro es que la mejor solución de seguridad es aquella que vigile la identidad idigital de cada uno, con medidas de seguridad específicas y personalizadas en función de las necesidades y el momento vital en el que nos encontremos. “No tiene las mismas necesidades de seguridad el dueño de una pequeña empresa de cuatro empleados, que un padre de familia que trabaja en una multinacional, ni que un adolescente de 16 años” añade Hervé Lambert.  Pese a todo, la encuesta pone de manifiesto que el antivirus es la opción de seguridad favorita de los españoles. Así lo ratifica el 60% de los encuestados.
La segunda opción preferida por el 16% de los integrantes de la encuesta son los gestores de contraseñas. Al otro lado del ranking de medidas de seguridad preferidas por los españoles están los sistemas de control parental y las conexiones VPN para navegar de forma anónima.
“Es un error disociar unas medidas de seguridad de otras. Aunque estamos de acuerdo en que un antivirus es crucial, si  por ejemplo tenemos hijos adolescentes, es mucho más importante tener un sistema de control parental que una herramienta que bloquee el malware. Lo importante es comprender que la ciberseguridad es un servicio totalmente personalizable y que debemos añadir o quitar medidas de seguridad en función del uso que hagamos de Internet y de nuestros dispositivos” comenta el Global Consumer Operations Manager de Panda Security.

La otra cara de la moneda del informe de Panda Security es que, por mucho que presumamos de “digitalizados” los españoles preferimos los regalos ‘de toda la vida’ a los tecnológicos. Según desvela el estudio, solo el 13% de los españoles recibió un regalo tecnológico en las pasadas navidades.
Aun así, el smartphone sigue siendo “el rey’ de la casa, ya que de todos los regalos tecnológicos que se recibieron en España las pasadas Navidades, el cuatro de cada diez eran teléfonos móviles. Por su parte, los relojes inteligentes fueron la segunda opción más regalada, algo por delante de las tablets, los altavoces domóticos y los ordenadores.
Independientemente de cuál sea nuestro dispositivo favorito, lo que está claro es que cada vez tenemos más aparatos conectados a Internet. Y cada uno de ellos es una puerta potencial que los hackers pueden abrir para adentrarse en nuestras vidas. “Al igual que somos conscientes de medidas básicas como cerrar las puertas de casa cuando salimos a la calle o cuando estamos en ella, debemos concienciarnos de que en Internet hay que preocuparse tanto o más por nuestra seguridad personal y familiar”, apostilla Hervé Lambert de Panda Security.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda