¿Cómo protegerse del aumento de estafas informáticas en España?

04 de junio de 2022

Durante los últimos 12 meses, se registraron en España más de 223 mil delitos de estafas informáticas. El dato contrasta con los 139 mil que se produjeron en 2019, lo que supone que este tipo de delitos ha aumentado un 60,5% desde que comenzó la pandemia. Así se desprende del Balance de Criminalidad publicado por el Ministerio del Interior.

Compartir en:

“La pandemia ha impulsado de forma exponencial el uso de la tecnología, lo que hace que cada vez más personas, y durante más tiempo, estén expuestas no solo a sus ventajas, sino también a los peligros presentes en la red”, explican desde Kaspersky.“La pandemia ha impulsado de forma exponencial el uso de la tecnología, lo que hace que cada vez más personas, y durante más tiempo, estén expuestas no solo a sus ventajas, sino también a los peligros presentes en la red”, explican desde Kaspersky.Desde los datos introducidos en un comercio online hasta las operaciones en la banca virtual o los hipervínculos que recibimos en Whatsapp pueden poner en peligro tanto nuestros equipos como la información almacenada en los mismos. Y es que, aunque el 61% de los niños de todo el mundo adquiere su primer dispositivo cuando tiene entre 8 y 12 años, los expertos de Kaspersky señalan que la educación sobre seguridad en la red todavía es escasa.
“Aprendemos a utilizar dispositivos conectados desde edades tempranas, pero es muy poco frecuente que se nos enseñe a protegernos de las ciberamenzas. Incluso en las empresas españolas todavía hay una gran falta de concienciación en torno a la educación de los empleados en materia de ciberseguridad”, añaden.El auge del teletrabajo también ha contribuido a que los datos de las empresas estén más expuestos. Según indican los expertos, muchos empleados trabajan en casa con dispositivos que no cuentan con los programas de protección adecuados. Asimismo, trabajar conectados a redes Wi-Fi públicas, como las de cafeterías o espacios de coworking, también puede poner en peligro los datos de las organizaciones. Esto, junto a una escasa formación en ciberseguridad, da lugar al escenario perfecto para que los cibercriminales cometan sus delitos.

Para mantenerse protegido frente a las estafas y los ataques informáticos,

• No descargues archivos adjuntos de correos electrónicos procedentes de remitentes desconocidos. Incluso si procede de un amigo o contacto conocido, es importante analizar el archivo antes de descargarlo.• Antes de hacer clic en un enlace, pasa el ratón por encima para comprobar que el hipervínculo lleve a una página web segura.• No introduzcas tus datos personales en webs de dudosa confianza, que no sean oficiales o que no cuenten con el ‘https’ antes del dominio web.• Cuenta con productos de ciberseguridad que permitan detectar y hacer frente a las posibles amenazas.• En el caso de las empresas, proporcionar al equipo una formación básica en ciberseguridad.


 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda