Problemas de tener conectado WhatsApp Web sin tu móvil cerca

28 de enero de 2022

Renovarse o morir. En el caso de las aplicaciones de nuestros móviles el refrán se hace aún más cierto, pues parece que no hay fin a las actualización ininterrumpida de apps. Y una de las reinas del ‘update’ es WhatsApp, que ha prometido, y ya está desplegando, jugosas nuevas funcionalidades para el año 2022.

Compartir en:

Entre ellas, mejoras en la opción de conexión multiplataforma estrenada el pasado año y que hoy todavía sigue en fase beta y desarrollo. La posibilidad de conectarnos a nuestro perfil desde distintas plataformas de manera simultánea, parecía abrir una nueva puerta para facilitarnos aún más la manera de comunicarnos. Ahora podemos tener abierta nuestra sesión de WhatsApp desde diversos dispositivos como: tabletas, móviles, ordenadores o televisiones a la vez. Pero, ¿es seguro?

Por el carácter digital que impera en nuestra rutina personal y laboral, tener vinculado el WhatsApp al ordenador es una herramienta que nos ayuda a optimizar nuestro tiempo, en especial desde que 2020-2021 se convirtió en el periodo del teletrabajo. Los pocos que no utilizaban todavía la app de mensajería instantánea, acabaron por bajarla para estar más conectados en sus relaciones interpersonales cuando la pandemia de la COVID-19 impidió que el contacto humano fuera una opción durante el confinamiento. Actualmente, en España está situada como la app con mayor número de reclamo y de descargas.
WhatsApp, además, es una herramienta indispensable para muchas empresas, en diciembre del último año llegó a 20 millones de descargas. Al conectarla a tu PC evitas la molestia de tener que escribir desde un teclado tan reducido. Basta con que escanees un código y utilices la app como si escribieras en un Word. Sin embargo, ¿qué pasa cuándo no tienes tu terminal móvil cerca del ordenador donde has conectado WhatsApp?

Los principales riesgos de WhatsApp para PC

Te contamos los riesgos que esto implica y varias soluciones para que evites exponer los datos y privacidad de tus conversaciones.
Cerrar la ventana del navegador no implica cerrar la sesión de WhatsApp. Si realmente deseas cerrar tu sesión, debes asegurarte de ir a la barra lateral derecha con tres puntos laterales y pulsar sobre la opción de “cerrar sesión”. De lo contrario, cualquier persona que tenga acceso a tu equipo podrá leer tus chats. Simplemente con acceder al historial de tu navegador o teclear la dirección web de WhatsApp, se abrirá automáticamente.

Si tienes la intuición de que alguien está teniendo acceso a tu sesión de WhatsApp Web, puedes comprobarlo de la siguiente manera: dirígete desde tu móvil a Configuración> Dispositivos vinculados. Una vez dentro encontrarás reflejado en la pantalla la última vez que ha estado activa, concretamente referenciando el día y la hora. Por si fuera poco, también te indica el buscador y el sistema operativo desde el que se registró actividad de WhatsApp en otros dispositivos. Si no recuerdas haberte conectado cuando te indica el informe, puedes corroborar tus sospechas de que efectivamente hay alguien que está accediendo sin tu consentimiento.
Blinda tu privacidad borrando las fotos, videos y documentos de la carpeta de descargas de tu ordenador. Al igual que en el teléfono móvil se descargan y se guardan los archivos automáticamente en la galería, lo mismo ocurre con la versión web.
Pueden espiar tu pantalla del ordenador a través del control remoto. Aunque normalmente sólo tiene acceso a tu pantalla los equipos de IT de la empresa en la que trabajas, los hackers saben hacerse pasar por ello. Para evitarlo, intenta no mantener conversaciones importantes o personales por WhatsApp, acuérdate de borrarlas o en su defecto, archivarlas. Esta última función es una manera de guardarlas en modo oculto. Para ello, desliza tu dedo sobre la izquierda en la conversación que deseas archivar, te saldrá un pequeño icono con forma de caja y “Archivar”. Pulsa sobre ello y verás cómo el chat desaparece de la lista de conversaciones. Si más tarde quieres recuperarlo, será tan sencillo como deslizar tu dedo a la parte superior de la pantalla de chats, tocar en “Archivados” y mantener presionado el chat individual o grupal que quieras recuperar en tu lista pulsando la opción de “Desarchivar”.
Puedes infectar el sistema del ordenador con malware. Hay que tener especial cuidado con los enlaces que te envían, sobre todo si lo abres desde el ordenador de la empresa. Algunos enlaces contienen malwares que infectan el ordenador con un virus y pueden robar sus datos. Esta mala decisión podría poner en riesgo a la empresa y tu puesto de trabajo.
Otros peligros de WhatsApp Web: el QRLjacking?
Muchos ciberdelincuentes se aprovechan del método de escaneo de WhatsApp que ya hemos normalizado realizar en nuestra rutina diaria, para filtrar un falso QR que les abre la puerta a los datos de nuestro servidor. Para ello, utilizan como pretexto anuncios falsos o promociones en las que te piden que accedas al QR como si de la misma interfaz de Whatsapp se tratara. Aunque pueda parecer muy evidente, a veces con las prisas y si no nos fijamos bien, damos por hecho que estamos en la auténtica web de WhatsApp.

¿Cómo puedes evitar ser víctima de este engaño?

Intenta utilizar lo menos posible redes públicas o de procedencia poco fiable. Normalmente este tipo de ataques se llevan a cabo cuando el cibercriminal está conectado a la misma red que la víctima. Intenta no meterte en aplicaciones o mensajes que expongan tu privacidad y datos cuando navegues o utilices este tipo de redes.
Si has sido víctima de un secuestro de tu WhatsApp, no esperes recibir ninguna notificación. Si por desgracia has accedido al QR falso de los ciberdelincuentes, no te llegará ningún aviso o notificación al móvil, por lo que deberías de empezar a dudar e ir a denunciarlo inmediatamente.
Actualiza constantemente tus softwares y programas de seguridad en todos tus aparatos electrónicos de manera que puedan servir de barrera de entrada de virus o bloquear amenazas
Mantente al día con las actualizaciones de las apps, y así las nuevas versiones solventarán los problemas preexistentes.
Los ciberdelincuentes siempre buscan atacar tecnologías con el mayor número de usuarios posible. Por tanto, cuando alguna solución informática se convierte en un hype, también se convierte en un potencial ciber riesgo. En este sentido, lo más importante es mantener siempre el sentido común y no hacer nada en el ‘mundo online’ que no haríamos en el mundo ‘real’”, apostilla Lambert.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda