Vodafone lanza un plan de economía circular para alargar la vida útil de los teléfonos móviles

26 de febrero de 2022

Compartir en:

A partir de la primavera de 2022, Vodafone lanzará una nueva plataforma digital que facilitará a los clientes la posibilidad de canjear sus teléfonos y, además, dispondrán de un conjunto de servicios que incluye seguros, asistencia y reparaciones para sus dispositivos. Una iniciativa que animará a los clientes a devolver los móviles que hayan dejado de funcionar y, siempre que sea posible, reciclarlos de forma responsable o destinarlos a causas benéficas. Además, en las tiendas de la operadora se ofrecerá una gama más amplia de smartphones de alta calidad que hayan sido reacondicionados para darles un nuevo uso, con precios muy competitivos.
A esto se suma su alianza con la compañía francesa especialista en reacondicionamiento, Recommerce. Se trata de una asociación estratégica para el intercambio y la gestión de activos al por mayor, lo que permitirá a la mayor base de clientes de smartphones de Europa beneficiarse de dispositivos de segunda mano de alta calidad en la venta al por menor.

Conservar un teléfono durante un año más puede reducir su impacto de CO2e a lo largo de su vida útil hasta en un 29%. La compra de un teléfono inteligente reacondicionado ahorra unos 50 kg de CO2e -un 20% o menos que el teléfono inteligente equivalente de nueva fabricación- y evita la necesidad de extraer 164 kg de materias primas. [2] Se podrían evitar así más de 50.000 toneladas de CO2e por cada millón de teléfonos inteligentes que Vodafone recibe a través del intercambio y que posteriormente son reacondicionados y revendidos.

La mayoría de los mercados en los que opera Vodafone ya cuentan con servicios de intercambio, recompra y reparación de dispositivos, un compromiso que asume la compañía y que garantizará que todos sus clientes en Europa puedan beneficiarse de un enfoque digital global y coherente, que incluye:


* Seguro para la compra de teléfonos nuevos, que ofrece protección contra daños accidentales.
* Opciones flexibles de intercambio a través de una aplicación de consumo fácil de usar, que permite a los clientes recibir rápidamente el pago de su teléfono actual o un crédito para la compra de un teléfono más nuevo.
* Servicios rápidos de reparación que pueden prolongar la vida útil de los dispositivos dañados accidentalmente.
* La venta a gran escala de una gama de teléfonos reacondicionados y de segunda mano de alta calidad junto con los dispositivos más nuevos.
* Animar a los clientes a devolver sus viejos teléfonos móviles para reciclarlos o destinarlos a causas sociales o benéficas.

Vodafone ya lanzó una campaña de consumo denominada 'Bring Back Friday' en varios mercados el pasado 26 de noviembre de 2021, día del Black Friday. Esta campaña animaba a los clientes a entregar sus viejos teléfonos y recibir crédito para nuevos dispositivos, al tiempo que garantizaba que los dispositivos se reciclan o reutilizan de forma responsable. Además de los dispositivos móviles, el programa de Vodafone de reacondicionamiento y reutilización de routers de línea fija y decodificadores de televisión en Alemania, Portugal y España se ampliará a otros mercados, reduciendo el impacto medioambiental y los costes asociados.

Minimizar los residuos de la red

Vodafone se ha comprometido a reutilizar, revender o reciclar el 100% de los residuos de su red para 2025. Para conseguirlo, la operadora ha puesto en marcha programas de gestión de la eficiencia de los recursos y la eliminación de residuos en todos los mercados para minimizar el impacto medioambiental de los residuos de la red y los equipos informáticos redundantes.
También gestiona un mercado interno de activos que anima a sus mercados a revender y reutilizar el exceso de existencias o los grandes elementos eléctricos retirados del servicio, como mástiles y antenas, con resultados que muestran un impacto de carbono un 89% menor para los equipos reutilizados en comparación con la compra de equipos nuevos.[3] Además, Vodafone está evaluando actualmente la posibilidad de ampliar la solución a los mercados asociados y a otros operadores.

Asociarse para reducir los residuos

En 2021, Vodafone se unió a Circular Electronics Partnership, que reúne a líderes de toda la cadena de valor para impulsar soluciones de circularidad para la electrónica.

Asimismo, en mayo de 2021, la compañía se asoció con cuatro de los principales operadores de red de Europa para lanzar un nuevo sistema de etiquetado de calificación ecológica en todo el sector para ayudar a los consumidores a identificar y comparar los teléfonos móviles más sostenibles y animar a los proveedores a reducir el impacto medioambiental de sus dispositivos.
En noviembre de 2020 Vodafone fijó un objetivo basado en la ciencia para 2030 en línea con las reducciones de carbono necesarias para mantener el calentamiento global en 1,5 oC, convirtiéndose en el primer gran operador de telecomunicaciones en seguir la senda de la reducción de emisiones desarrollada para el sector de las TIC.


Para 2030, Vodafone pretende eliminar la huella de carbono procedente de sus propias actividades y de la energía que adquiere y utiliza (Alcance 1 y 2) y también se ha comprometido a reducir a la mitad, para 2030, las emisiones de carbono procedentes de fuentes de alcance 3, incluidas las empresas conjuntas, todas las compras de la cadena de suministro, el uso de productos que ha vendido y los viajes de negocios.

Así, para 2040, Vodafone habrá eliminado por completo su huella de carbono de Alcance 3, adelantando en diez años el objetivo original de alcanzar las cero emisiones netas para 2050. Vodafone se ha comprometido a adquirir toda la electricidad de fuentes renovables. Todas las operaciones europeas de Vodafone -incluidas las redes móviles y fijas, los centros de datos, la venta al por menor y las oficinas- ya funcionan al 100% con electricidad procedente de fuentes renovables. Vodafone está trabajando para lograr el mismo cambio en África para 2025.
Vodafone continúa invirtiendo en eficiencia energética y en proyectos de energías renovables in situ, lo que incluye la contratación y el despliegue de equipos de red más eficientes y el desmantelamiento de equipos heredados en su red principal.[8]


Permitir que los clientes de Vodafone reduzcan sus propias emisiones

Vodafone se ha comprometido a ayudar a sus clientes empresariales a reducir sus propias emisiones de carbono en un total acumulado de 350 millones de toneladas en todo el mundo a lo largo de diez años, entre 2020 y 2030, lo que equivale a las emisiones anuales totales de carbono de Italia en 2019. Los servicios de Internet de las Cosas de Vodafone aportarán, además, la mayor parte de este ahorro a los clientes, ayudándoles a mejorar la eficiencia de la logística y la gestión de flotas, la medición inteligente, la fabricación y otras actividades.

Vodafone aplica una ponderación del 20% para los criterios ambientales y sociales cuando los proveedores licitan para nuevos trabajos, examinando si tienen políticas ambientales para abordar la reducción de carbono, la energía renovable, la reducción de plástico, la economía circular y el ciclo de vida del producto.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda