El Parlamento Europeo retira la inmunidad de Puigdemont

09 de marzo de 2021

El Parlamento Europeo voto ayer el suplicatorio de los eurodiputados de JxCAT Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí, que huyeron de la justicia española en 2017 para evitar ser juzgados por su papel en el ´Procés´. Esta votación ha sido una nueva muestra de la dicvision que impera entre los partidos de la coalición del gobierno español, PSOE y Unidas Podemos, que se pronunciaron a favor y en contra, respectivamente.

Compartir en:

Con 400 votos a favor, 248 en contra y 42 abstenciones, Carles Puigdemont ha perdido su inmunidad parlamentaria, por lo que se podrá reactivar la euroorden en contra del ex president de la Generalitat, que lleva huido de la justicia española desde 2017 y había sido elegido eurodiputado en 2019. Entre los partidos que han votado en contra están grupos parlamentarios como Unidas Podemos, ERC, EH Bildu, los verdes, e incluso algún partido de los que apoyan a Puigdemont en Flandes.

La razón por la que se les ha levantado su inmunidad parlamentaria es porque consideran que los hechos imputados a Puigdemont, Comín y Ponsatí son anteriores a que ocuparan su escaño en el Parlamento Europeo y, además, no guardan relación alguna con su actividad en la Eurocámara.

Al eliminarse la inmunidad, las euroódenes de detención que estaban dictadas por parte de la justicia española contra Puigdemont, Ponsatí y Comín se podrían reactivar si el juez Llarena así lo solicita. Aunque, los abogados de los líderes independentistas presentarán un recurso ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, lo que retrasaría la extradicción.

Según han informado fuentes de la defensa, tienen la opción de solicitar a los jueces encargados de decidir la entrega a España que esperen al fallo de Luxemburgo sobre el suplicatorio, antes de dictar sentencia.

Asimismo, esta decisión de la extradición la tendrán que tomar los tribunales donde de encuentran los catalanes, es decir la justicia de Bélgica, en el caso de Puigdemont y Comín, y la de Reino Unido, en caso de Ponsatí.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda