Tardor 2021, el primer ‘vino naranja’ de Terra Remota

09 de abril de 2022

Este vino es como la sana y alegre complicidad de unas vecinas bien avenidas. Y es que las variedades Chenin y Garnacha Blanca con que se ha elaborado llevan creciendo una junto a la otra desde 2017, cuando Marc y Emma Bournazeau decidieron ampliar su plantación de viñedo en el Empordà con dos hectáreas más de variedades blancas.

Compartir en:

Asentadas en la parte con mayor altitud de la finca, sobre el suelo granítico propio de la Albera, gozan de una gran luminosidad que facilita una maduración homogénea. La propia bodega y la vegetación protegen a este rincón de la finca de los más duros embates de la tramontana, por lo que ciertamente se trata de una zona privilegiada.
La juventud del equipo técnico de esta casa empuja, con ideas e iniciativa, y Marc y Emma Bournazeau no se arredran, siempre y cuando se respete la consigna de los vinos de Terra Remota: elegancia y calidad. La armonía con que crecen las cepas codo a codo y un ciclo vitícola a la par llevó a cosechar las uvas en un mismo momento, a finales de agosto, y a vinificarlas conjuntamente para obtener lo que ha venido a conocerse como un ‘vino naranja’, esto es, un vino hecho con variedades blancas elaboradas como si fueran un tinto y por tanto con la consiguiente maceración pelicular.

Así pues, tras 24 horas en la cámara de frío para cuidar los aromas primarios, se seleccionaron los mejores racimos, se despalillan y se llevan a continuación al depósito donde fermentarán conjuntamente ambas variedades, Garnacha Blanca y Chenin, sin prensado previo. Tras 15 días de maceración, el vino pasó a barricas de 500 litros, donde permaneció 6 meses con constante batonnage hasta el momento de su embotellado.
La singularidad de la elaboración salta a la vista, con esos toques dorados y un fugaz reflejo anaranjado que delatan la maceración pelicular, además de la delicada y controlada oxidación. El trabajo con las lías durante la elaboración también ha dado sus frutos, con las notas maduras de albaricoque en nariz y la complejidad en boca…

Las flores silvestres del Empordà que crecen junto al viñedo salen también en nariz, junto a las especias dulces. Su buena acidez lo hace idóneo para degustarlo con un ‘suquet de peix’ y el toque yodado es un aliado perfecto para unas anchoas de l’Escala, pero Tardor 2021 es un vino versátil que marida con toda clase de marisco y pescado, con unos quesos maduros de cabra, con una escalibada hecha a la brasa e incluso con un curry de pollo.

Terra Remota
En un suelo granítico de la DO Empordà, al pie de la sierra de la Albera, Marc y Emma Bournazeau fundaron Terra Remota en 1999. Una bodega integrada en el paisaje, obra de Pepe Cortés y Nacho Ferrer, acoge la actividad vinícola, en una explotación de 26 ha. de viñedo. Su filosofía de trabajo se basa en un respeto máximo a la naturaleza (la bodega tiene certificación de agricultor ecológico desde 2012), el objetivo de calidad de producto a través de la perseverancia en el trabajo (simbolizada por su línea "Camino") y la impresión de la personalidad de Marc y Emma Bournazeau en sus vinos.
Adalta
En 2018 Emma y Marc se enamoraron de la Terra Alta, un terruño mediterráneo de interior situado en el extremo sur de Catalunya, e iniciaron la elaboración de sus vinos Adalta, blanco y tinto, con la variedad Garnacha, el alma de esta DO.
Las Niñas
La familia Bournazeau lidera a su vez otro proyecto vitivinícola en el continente americano, Bodega las Niñas, en Apalta (Valle de Colchagua, Chile), donde elabora una variada gama de vinos con una marcada personalidad femenina.


 Vino Naranja


Chenin blanco – Garnacha blanca

Viticultura y Características de la Temporada
El viñedo se ubica en la parte alta de la finca, sobre un suelo granítico, con producción orgánica y gran luminosidad, lo que permite su madurez total y homogénea. El entorno natural otorga protección frente a la tramontana e influye también en su delicado perfil aromático.
Luego de un verano seco y caluroso, pero con noches frescas, las uvas llegan a su plena madurez a finales de agosto, momento en que se cosechan ambas variedades de forma manual.

Vinificación y Crianza
Al momento de cosechar, ambas variedades se mantienen por 24 horas en una cámara de frio, para posteriormente seleccionar, despalillar y poner en fermentación. Se realiza co-fermentación y maceración pelicular por 15 días, logrando la máxima expresión del Chenin y la Garnacha juntas. Para asegurar una delicada extracción se realizan pisoneos manuales.
Tardor tiene una crianza de 6 meses en barricas de roble francés de 500 L, con bastoneos constantes para un buen trabajo de lías finas.

Notas de Cata y Maridaje
Visualmente es un vino brillante, con toques dorados y reflejo anaranjado. En nariz es sutil y elegante, con notas a frutas maduras como el albaricoque, flores silvestres del Empordà y especias dulces. De gran complejidad en boca, con buena acidez y un punto tánico que le da mucho carácter. Es largo, de buen volumen, con un toque yodado hacia el final.
Todo lo anterior lo hace un vino muy versátil y gastronómico, ideal para acompañar desde platos con mariscos y pescados como el suquet de peixe, quesos maduros de cabra, escalivada, anchoas de l’Escala e incluso un especiado curry de pollo.
Producción: 700 botellas de 75 cl
Alcohol: 12,5%
Denominación: Vino de Mesa
FT – Tardor – 2021 – CAST

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda