Se desatan los rumore electorales

15 de julio de 2014

Mariano Rajoy podría estar pensando adelantar las elecciones generales para el próximo mes de noviembre de este año, por lo que el Parlamento podría disolverse a finales de agosto o principios de septiembre.

Compartir en:

Los Arriolas  del PP consideran que este es el momento de acabar una legislatura que coincide con un fin de ciclo -la abdicación del Rey y la marcha de Pérez Rubalcaba-, al tiempo que los datos económicos comienzan a dar un repunte y se quiere evitar una sangria mayor de votos en las filas populares, tal y como adelantan las encuestas.
Acertada o no la hipótesis del adelanto electoral a noviembre -fecha en la que Artur Mas quiere celebrar su consulta soberanista-, esta estrategia coincide con otro creciente rumor, el del advenimiento a Madrid de Núñez Feijóo, quien para muchos es el sucesor natural de Mariano Rajoy, algo que él mismo se ha afanado en desmentir en los últimos días.
Para los estrategas de La Moncloa, con Arriola a la cabeza, no tiene sentido perder un año en luchas electorales, cuando es un periodo clave para consolidar la recuperación". El momento coincide con la transformación del Partido Socialista, que este domingo se alzaba con un nuevo líder, Pedro Sánchez, quien a partir del 27 de julio desempeñará la responsabilidad de la Secretaría General del PSOE y, con la irrupción de Podemos, a quien algunas encuestas le da como tercera fuerza en el caso de que hoy se celebrase.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda